IKEA, la mano de obra “esclava” y el sistema penitenciario en Cuba (+video)



Hace un tiempo (exactamente el 3 de mayo) recibí uno de esos correos colectivos de grupos opositores que no entiendo por qué razones me incluyen dentro de sus listas de distribución pues nunca lo solicité y aún así me continúan llegando al buzón…no me quejo porque de vez en cuando me entero de cosas interesantes, aunque la verdad la mayoría de las veces resulta ser más de lo mismo.

El artículo en cuestión se trataba esta vez de un comentario de Eleonora Bruzual para Radio Mambí en el cual se refería a lo publicado por el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung sobre un supuesto escándalo ocasionado tras ser difundido que en la desaparecida República Democrática Alemana (RDA) los presos confeccionaron muebles para la empresa IKEA. Según afirmó Bruzual en su comentario, tal proceder de algún modo convirtió el trabajo de estos reclusos en “mano de obra esclava” y de paso añadió que una situación similar ocurrió en Cuba en la década de los 80. (Más abajo les incluyo el texto de Bruzual)

Bien, hasta ahí el recuento.  Vamos ahora el pollo del arroz con pollo, como decimos acá cuando queremos ir a lo concreto de un asunto en particular…

Si IKEA y Cuba en verdad tuvieron en algún momento relaciones comerciales es un asunto que desconozco, pero tampoco es imprescindible saberlo para dilucidar lo importante o desmentir cualquier maniobra política que se pretenda a partir de eso.

Asumiendo que así fuera, que en algún momento Cuba concertara la fabricación de muebles para la firma sueca y que los encargados de la manufactura fueran reclusos cubanos…no veo absolutamente nada de criminal en ello, ni mucho menos algo que pudiera acusarse de esclavismo o empleo de mano esclava. Hay muchas formas de demostrarlo, pero voy a lo más simple, para no perder demasiado tiempo en asunto tan insignificante.

En las instituciones penales, no solo de Cuba, sino del mundo entero, es usual que los reclusos trabajen, ya sea en labores de construcción, de limpieza y mantenimiento de carreteras, carpintería, albañilería y demás. También existe para ello un sistema de pago, pues se les retribuye su trabajo según las tarifas establecidas para el resto de los trabajadores. Ya, solo con eso, no puede hablarse de mano de obra esclava, a fin de cuentas, si se paga un salario por una labor se trata de empleo, no de otra cosa.

La Enciclopedia Colaborativa Cubana (EcuRed) lo referencia de este modo aquí: “El empleo voluntario de la población penal cubana en el trabajo socialmente útil y remunerado, ha sido siempre, desde el triunfo de la Revolución Cubana, uno de los objetivos prioritarios del Sistema Penitenciario Cubano.”

La página CubaMINREX aclara más este punto al agregar que se trata de una labor “con fines educativos y de asistencia y seguridad social para la familia.” El efecto del bloqueo también se hace sentir en ese aspecto, pues “Las afectaciones que se crearon a partir del último decenio del siglo pasado, debido al incremento del bloqueo económico impuesto a nuestro país por el gobierno de los Estados Unidos de América por un lado, y por otro a la desaparición del sistema socialista en Europa, han limitado la entrada de insumos y materias primas, influyendo negativamente en lo que a fuentes de empleo de nuestra población penal se refiere. (Taller, Combinado del Este, Ciudad de la Habana)”

Todo el rollo lo arman Eleonora y el periódico alemán basados en sus apreciaciones personales y, obviamente anticomunistas, de que los sitemas socialistas o de izquierda tienen prisiones bárbaras, oscuras y terroríficas y, por tanto, más inhumanas que las penitenciarías capitalistas, donde aparentemente para  ellos todo es el paraíso en la tierra.

Sin embargo, la realidad es bien distinta.  El sistema penitenciario cubano es ejemplo del accionar de la Revolución en beneficio de sus ciudadanos. Les recomiendo la lectura de un artículo de CubaDebate al respecto. En oídos sordos los detalles allí expuestos pasarán inadvertidos, pero no escribo este post para ellos sino para los tantos desinformados  sobre mi Cuba y su sistema social que existen en el mundo.

Para ampliar incluso más, les incluyo un video bastante completo sobre el sistema penitenciario cubano y la vida interna, los derechos de los recluso, y demás:

Para ver la otra cara de la moneda, les propongo averiguar detalles sobre prisiones norteamericanas. Si alguien quiere hablar sobre torturas y derechos humanos en prisiones en Cuba, bien, les propongo elegir la prisión ilegal que mantiene Estados Unidos en la base naval de Guantánamo.

En un artículo que encontré en Internet mientras me preparaba para escribir este texto, pueden leerse datos interesantes sobre una de las cárceles más monstruosas de este siglo XXI y que, para desgracia y oprobio de los hombres dignos de esta Isla, se encuentra en nuestro suelo sin que podamos hacer nada para impedirlo pues se trata de un territorio usurpado a nuestra soberanía por EUA.

Allí permanencen detenidos sin proceso judicial ni acceso a abogados, unos 500 prisioneros supuestamente miembros de Al Qaeda y del régimen talibán. Algo que no ha sido probado, y que además no lo será, pues se les ha negado el derecho a juicio justo, no se han respetado sus derechos humanos más elementales y son sometidos a vejaciones, torturas y maltratos.  El testimonio de Leandro Despouy es muy claro al respecto. (más abajo se los agrego)

Quizás me he excedido en extensión, pues el tema del sistema penitenciario cubano da para más (no asi lo de IKEA) y es posible que más adelante me vea obligada a profundizar en alguna arista, pero por ahora creo que es suficiente.

___________________________________________________________________________

Como les prometí aquí está el texto de Eleonora Bruzual:

¿Será que los atractivos precios de IKEA los permite el trabajo esclavo de los presos cubanos?

Feo el asunto que ayer destapó el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) periódico de gran tiraje y probada seriedad informativa…

Bajo el título: “El trabajo forzoso” han puesto a la famosa tienda sueca IKEA en un serio aprieto… Antes de contarles con detalles el asunto, los ubicaré un poco en la historia de esta firma, que hoy se presenta como una corporación multinacional neerlandesa de origen sueco dedicada a la venta minorista de muebles y objetos para el hogar y decoración, a bajo precio y diseño contemporáneo. Investigando un poco, me encuentro que muchos opinan que esta firma posee estructura organizativa opaca y confusa y aunque pertenece como marca, a una fundación con sede en los Países Bajos, el control total lo tiene la familia Kamprad. Ellos han franquiciado la marca IKEA y así cobran un canon a cada persona o compañía que ponga una tienda, además de suministrarles toda la mercancía. Una complicada madeja de tiendas y fábricas que aunque aparecen como propiedad de distintas empresas y fundaciones, están todas interrelacionadas entre sí y supuestamente también controladas por la familia Kamprad…

IKEA es una gigantesca corporación dedicada a la fabricación de muebles y ya en el año 2007 tenía 238 tiendas en 34 países y empleaba a 104.000 trabajadores en 44 países. Su casa matriz aparece como ubicada en la ciudad de Älmhult en Suecia y con un modelo de negocio donde ofrecen bajos precios, impone estilo de mobiliario –sugestivo en verdad- al que llaman RTA, siglas en inglés de “Ready To Assemble” que traducido al español es “Listo para ensamblar…” Pero a todas éstas ustedes queridos oyentes de esta Radio Mambí se estarán preguntando si yo vine hoy a hacer un publireportajes a esta empresa… Pues no, como les dije al comienzo quiero hablarles de ese feo asunto que ayer destapó el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung donde reporta que IKEA se valió de mano de obra esclava, suministrada por la tiranía castrista desde las cárceles de la isla, sórdida manera de fabricar y que también contrataron con el siniestro régimen comunista de la ya desaparecida República Democrática Alemana… Tanto los acuerdos con los tiranos Castro como con los verdugos comunistas de la Alemania del Este se hicieron el año 1987. Frente a este escandaloso asunto IKEA ha declarado no saber nada acerca de una producción de muebles en Cuba…

De ser esto verdad –y por qué no creerle a los investigadores y periodistas del Frankfurter Allgemeine Zeitung- esta empresa sueca no sólo se benefició del trabajo esclavo de los alemanes encerrados sin derecho alguno en las aterradoras cárceles de la Alemania comunista, sino que a través de los mismos jerarcas de Berlín, hicieron contacto con la tiranía castrista y el que manejó todo el asunto fue el teniente coronel Enrique Sánchez, que se presentó como gerente de un parapeto castrista que funciona como empresa de comercio exterior bajo el nombre de EMITA, aquí la relación tanto con los alemanes como con los cubanos pareciera estar centrada con la Seguridad del Estado de la Alemania Oriental y de una coordinación estadal conocida por sus siglas Ko Ko, homóloga del castrista Departamento de Moneda Convertible… Ya de tan tenebrosos entes, mucho salió a la luz pública después del juicio y los fusilamientos del Coronel Tony La Guardia y del General Ochoa en el año1989.

De acuerdo con los documentos que se van haciendo públicos y que dan cuenta de los horrores del comunismo alemán, también se ha conocido este aberrante “Convenio” de IKEA con la Alemania del Este y con la tiranía de los hermanos Castro, verdaderos esclavistas del pobre pueblo cubano. Se conoce desde hace tiempo esta relación perversa. Ya en el año 2006 se comenzó a hablar del apoyo que la Alemania Comunista dio a Cuba en lo concerniente a este tipo de “Negocios”. Ya se hablaba de los “Compañeros comerciantes” que según conversaciones de esbirros del régimen castrista y que refirió en ese momento la publicación WEB Misceláneas de Cuba “Se realizaron visitas a los centros de producción. Parcialmente estos centros se encuentran en establecimientos penitenciarios del Ministerio de Interior de Cuba, y que el uso de esa mano de obra aumentara la productividad en la fabricación de productos para la exportación.”

Pude también constar investigando más, que en la negociación con los alemanes y con lIKEA estuvo Ricardo Cabrisas, ex Ministro de Comercio Exterior de Cuba, quien dijo al respecto que “las negociaciones con las firmas alemanas, han sido autorizadas por el Comandante Fidel Castro, quien desea intensificar esas ventas.” Este contrato firmado el 26 de septiembre de 1987 en La Habana comprendía ventas desde muebles, mariscos, café, antigüedades, metales preciosos, autos antiguos y hasta sarcófagos…

Publica el diario alemán que el primer acuerdo con Cuba fue la fabricación de 35.000 mesas… ¿Cuántas de ellas, fabricadas por olvidados y martirizados prisioneros sin derecho alguno, llegaron a la Tienda IKEA ubicada al norte de Miami y tan visitada por sus muebles “tan económicos”…? tanto como permite la mano esclava… IKEA considerada un exitoso modelo, motivo de estudio en algunas Escuelas de Negocios tendrá que explicar esto. La marca directamente o quien se sabe la controla INGKA Holding B.V. además de la “Altruista” fundación benéfica que se inventaron y que se jactan de no tener ánimo de lucro, pero por supuesto si de logros de una baja carga fiscal, algo tendrán que decir…

____________________________________________________________________

Ahora les incluyo el testimonio de Leandro Despouy

En Junio de 2004, Naciones Unidas les pidió a cinco expertos internacionales, encabezados por el austríaco Manfred Nowak y entre cuyos integrantes me cuento, que visitaran los lugares de detención en Guantánamo. A partir de esta solicitud unánime de los 54 expertos de la ONU se hicieron gestiones ante Estados Unidos para que se permitiera la visita, pero esto fue denegado. Este año la ONU nos mandató para que insistiéramos y para que lleváramos a cabo una investigación a partir de testimonios y de otras fuentes.

En octubre nos reunimos con la delegación norteamericana y a los dos días nos hizo saber que sólo aceptaría el ingreso de tres de los cinco. Yo era uno de los excluidos.

La intención del equipo de investigadores que integro era la de viajar a la Bahía de Guantánamo el 6 de diciembre, tres días después de haber inspeccionado las cárceles en China. Era, como dijo Nowak, “el primer resultado tangible del diálogo con el gobierno estadounidense” y un hecho que podía facilitar futuras visitas similares a las prisiones gestionadas por Estados Unidos en Afganistán e Irak.

La ONU aceptó de antemano limitar la inspección de la base a un día —en lugar de los diez habituales— y a reducir el número de inspectores que integraría el equipo —de cinco a tres—. Nowak explicó que era tiempo suficiente para hablar con al menos 20 presos. Junto a él, el Pentágono autorizó a viajar a la base a Leila Zerrougui y a Asma Jahangir. El primero es experto en tortura y tratos abusivos. La segunda, en detenciones arbitrarias. Y el tercero, en cuestiones de libertad de creencias.

Yo fui uno de los excluidos porque hice saber a las autoridades norteamericanas que sólo aceptaría si se me permitía el acceso directo y privado a las personas detenidas. Entre otras cosas, yo no quería sentar el precedente de violar esta regla esencial del sistema de visitas para todo el resto del mundo.

Zerrougui dijo que aceptaban estas dos limitaciones en respuesta a la cooperación mostrada por Washington. Pero añadió que no estaban dispuestos a renunciar a los estándares mínimos que fija nuestro equipo para este tipo de visitas, porque puede sentar un precedente peligroso con vistas a futuras visitas en otros países y pondrán en cuestión sus procedimientos de vigilancia.

“El acceso a los presos —dijo— es un requisito esencial para preservar la independencia de nuestro trabajo.” El Pentágono optó al final por mantener su negativa, limitándose a explicar que hay una guerra en curso y que Naciones Unidas no es competente en la materia. Además, argumentan que la Cruz Roja tiene ya un acceso permanente a los presos. Pero su trabajo es confidencial y no pueden informar a la ONU de lo que ven dentro de la prisión extraterritorial de EE.UU.

Se calcula que hay 507 detenidos, según han reconocido las propias autoridades norteamericanas. Son detenidos de distintas nacionalidades; hay afganos, paquistaníes, sauditas, yemenitas egipcios, hay españoles, ingleses, norteamericanos, franceses y argelinos, entre otros. Si bien existen diversas categorías de detenidos, algunas de las cuales se superponen, el gobierno de EE.UU. ha acuñado el término de “enemigo combatiente”. al cual, según la tesis norteamericana no se le aplicarían los derechos humanos, solamente el derecho de la guerra.

Estos detenidos están en una suerte de limbo jurídico. En el caso concreto de los encarcelados en Guantánamo y otras prisiones similares, lo que se verifica es que esas personas no están sometidas a jueces imparciales e independientes. Simplemente están sometidas a jurisdicciones militares que son las que establecen la continuidad de la detención, pero los detenidos no tienen abogado. no tienen presunción de inocencia, no tienen comunicación con sus familiares, no tienen derecho de apelación ante las comisiones militares, con lo cual están privados de todos los derechos y garantías que prevé el Derecho Internacional.

En mí planteo como relator especial de la ONU señalo que no hay ninguna razón para excluir a estos detenidos —con independencia de la calificación que se les dé— de la protección de las normas de derechos humanos, porque esto sería válido para todos los enemigos.

No es la primera vez que el mundo se confronta a este tipo de situaciones en donde —como ocurrió en la Argentina durante la dictadura— los militares argumentaban que en el país había una guerra y que por lo tanto se declaraba el estado de sitio y se suspendían todos los derechos humanos, pero cuando se les sugería que aplicaran las leyes de la guerra, se negaban argumentando que la guerra era sucia , no era un conflicto internacional, ni declarada. Con lo cual, los detenidos quedaban en una especie de limbo donde no se les aplicaba ni una ni otra normativa.

Aquí sucede algo similar: el hecho de declarar que solamente se aplican los derechos de la guerra, es una manera de excluir la posibilidad de investigar las violaciones a lo derechos humanos.

La ONU ha entendido que los relatores tenemos derecho a intervenir en este tipo de situaciones. Considero que la situación concreta de los detenidos en Guantánamo bajo comisiones militares significa una violación de toda una serie de normas del Derecho Internacional, pero también del Derecho Humanitario, porque aun las normas del derecho de la guerra prevén garantías judiciales mínimas cuando alguien puede ser sometido a juicio, condenado o detenido. Esas reglas no están siendo observadas.

El maltrato a los prisioneros detenidos en Guantánamo, especialmente durante los años 2002 y 2003, ha sido reflejado por la Cruz Roja Internacional, que remitió al gobierno de Estados Unidos un informe denunciando la aplicación de métodos “equivalentes a la tortura”. El propio Ministerio de Defensa de EE.UU. investigó y admitió varios casos —voluntarios e involuntarios— de trato incorrecto del Corán, el libro sagrado musulmán y de humillaciones diversas a los presos. Poco después, Amnistía internacional (Al) dijo que Guantánamo es “el gulag de nuestro tiempo”.

Existen testimonios de personas que han desaparecido de Guantánamo y han aparecido detenidos en países donde no se garantizan los derechos más mínimos.

Por un lado están las denuncias concretas sobre las condiciones de detención en la base de Guantánamo. Pero también hay detenidos por sus presuntas vinculaciones con Al Qaeda en Irak, en Afganistán y probablemente en algunos otros centros de detención móviles. como barcos, etc. Según una denuncia de la organización humanitaria Human Rights Watch, aviones de la CIA han trasladado detenidos a la isla Diego García y a prisiones en Rumania, Polonia y otros países.

Se trata de un número indeterminado de personas que se encuentra en condiciones de detención secreta sobre las que no se conocen las razones o motivos de la acusación, no tienen acceso a un defensor, ni se les permite mantener contacto con sus familiares, ni ninguna de las garantías judiciales que tradicionalmente se respetan para una detención.

A esto se suma el hecho de que los relatores de la ONU sobre torturas han recibido testimonios de que los detenidos son sometidos a torturas y vejaciones. Se conoce, por ejemplo, que hay médicos que participan de los interrogatorios. En este sentido, hay testimonios de personas que han estado en Guantánamo y serán la base del próximo in forme de la ONU sobre el tema. Este es un tema muy ríspido para Washington.

En este momento hay un colectivo de abogados en EE.UU. que pretende defender a los detenidos de Guantánamo ante los tribunales norteamericanos. Sin embargo. día a día se avasallan más y más derechos. Hace un tiempo, la Corte había establecido que debían aplicarse los Convenios de Ginebra sobre la Guerra y sería importantísimo que declarase la ilegalidad de las detenciones y que se los someta ajuicio en EE.UU.

La tendencia, sin embargo, parece ser la contraria: por 49 votos a favor y 42 en contra, el Senado de Estados Unidos aprobó una resolución que despoja a los “combatientes extranjeros” detenidos en la base de Guantánamo del derecho a recurrir su detención ante la Justicia. Esta posibilidad había sido reconocida el año pasado por el Tribunal Supremo y los reclusos la habían ejercido hasta ahora. La decisión se originó a partir de una enmienda presentada por un senador republicano.

La decisión no es casual: por una parte, de ser aprobada la enmienda, cancelaría los procesos ya iniciados. Y por otra parte, paralizaría el análisis que la Corte había anunciado.

Ahora, para ser oficial, la nueva enmienda debe ser ratificada por el Congreso, lo cual no supondrá ningún problema, dada la mayoría republicana. La decisión supone la anulación de la opinión que la Corte Suprema de EE.UU. emitió en junio de 2004 en la que se reconocía el derecho de los detenidos en Guantánamo a recurrir judicialmente su detención. Casi 200 del medio millar de ellos habían hecho uso de esta posibilidad. Con la nueva regulación, todas las demandas que estén en trámite quedarán anuladas. Y los prisioneros quedarán más aislados aún de la Justicia e

A la edad en la que muchos otros jóvenes en el mundo van a la escuela, escuchan música o son prisioneros de la televisión, el adolescente Omar Khadr es uno de los prisioneros que pueblan [os calabozos de as cárceles de Guantánamo. Amnistía Internacional pudo recoger su testimonio, que se puede ver en la página de Internet de la entidad.

Omar fue detenido por fuerzas norteamericanas cuando tenía 15 años, en una trinchera en Afganistán. El chico fue herido y apresado durante una batalla en la ciudad de Khost, donde hubo una encarnizada resistencia a la ocupación norteamericana. Durante su captura recibió tres balazos que casi le cuestan la vida. Atrapado, fue acusado de haber matado a un soldado norteamericano.

EL CASO DE OMAR KAHDR: Encerrado sin días ni noches:

Su testimonio deja al descubierto el maltrato al que son expuestos los reclusos, aun cuando el gobierno de Estados Unidos indica que “son tratados de acuerdo con su edad y condición”. Pero Omar Khadr sólo tenía 15 años y su condición de niño y de ser humano fue dejada de lado en el momento de su detención.

En su relato cuenta que en su primera etapa de detención en territorio afgano le fue negada cualquier tipo de medicación para aliviar el dolor de sus heridas, que no le permitieron usar el baño al punto de que se orinó encima que tenía sus manos atadas a una puerta mientras una bolsa le cubría la cabeza. Además, le tiraban agua fría y los oficiales ingresaban con perros para atormentarlo.

En octubre del 2002 fue transferido a la Bahía de Guantánamo y allí fue sometido a terribles torturas. Le esposaron las manos y sujetaron sus pies al piso dejándolo así por varias horas mientras que oficiales norteamericanos se le acercaban sólo para burlarse.

Fue encerrado en habitaciones frías, golpeado por guardias, levantado del cuello con las manos esposadas para después ser arrojado al piso. También llegaron a cortarle la respiración presionando sobre su cuello.

“Tu vida está en mis manos”, le advirtió el interrogador a Omar Khadr en Guantánamo y así era. Estuvo por más de un año en el Campo y de Bahía de Guantánamo, el de máxima seguridad reservado para reclusos de “alto valor”.

Cuenta que allí no existían los días ni las noches, las luces estaban encendidas tas 24 horas, si alguien intentaba cubrirlas con sus ropas era severamente castigado. El frío de la refrigeración destrozaba sus pulmones y muchas veces fue aislado del resto por períodos de aproximadamente un mes.

Además de las palizas y los interrogatorios, constantemente era amenazado con ser trasladado a Afganistán, donde la tortura acabaría con su vida. También lo amenazaban con ser violado por un soldado egipcio, conocido como “El Número Nueve”.

 

En julio del 2005, Omar inició una huelga de hambre junto con otros 200 detenidos por el maltrato y las condiciones en las que se encontraban. Durante [a huelga de hambre el abuso no paró. El se encontraba debilitado y casi sin fuerzas para trasladarse, pero eso no evitaba que en [os traslados a su celda recibiera de parte de [os carceleros innumerables patadas en sus piernas.

A instancias de unos abogados, pudo ser evaluado por psiquíatras independientes que corroboraron los efectos traumáticos de [a tortura. El doctor Erico W. Trupin, experto en salud mental de jóvenes, dictaminó que tos síntomas de Omar Khadr eran los presentados por una persona expuesta a la tortura, y llamó al cese de la misma. Concluyendo en que sufría severos “trastornos psicológicos” y “alto riesgo de suicidio”. Sin embargo, este informe fue cuestionado por [os abogados del gobierno.

El caso de Omar fue uno de los pocos que pudo llegar a una Corte estadounidense, y según consta en los archivos el joven fue entrevistado por funcionarios canadienses, a partir del 27 de marzo del 2003, cuatro veces en cuatro días, sin embargo nadie reparó sobre su estado de salud ni le ofrecieron la posibilidad de enviar un mensaje a su familia.

El gobierno de EE.UU. lo considera combatiente de Al Qaeda y lo califica como un “combatiente enemigo”. El Departamento de Defensa anunció que el 7 de noviembre iba a ser examinado por una comisión militar en forma completa y justa. Pero el secreto sobre Guantánamo impuesto por el Pentágono impide saber si ese examen se hizo y cuáles fueron los resultados.

Anuncios

22 comentarios en “IKEA, la mano de obra “esclava” y el sistema penitenciario en Cuba (+video)”

  1. Rouslyn, solo dos ampliaciones a tus comentarios, el sistema legal de Estados Unidos, permite atrocidades como las de Guantanamo por un concepto esencial que tienen, “los excluibles” segun ellos una persona que no sea de nacionalidad estadounidense y ningun pais lo reclame. No tiene que sujetarse a las leyes de norteamerica, no es persona y lo detienen indefinidamente por cualquier motivo, por esta razon hay decenas de presos en carceles de Estados Unidos al menos desde la decada del 70, Guantanamo es la continuidad de una politica que tiene no menos de 3 decadas.
    Sobre el trabajo en Cuba, te digo que segun el codigo existe la figura de la sancion de trabajo correccional con internamiento, casi todos los sancionados cubanos desean acogerse a esta figura porque se les remunera su labor sin discriminacion, es decir ganan lo mismo que un obrero comun, ademas es opcional, no obligatorio. Gracias a esto, los presos pueden pagar tambien sus deudas, que en muchos casos las adquieren como sanciones accesorias al delito que cometieron y si no trabajan no pueden pagar, asi como le sirve para mantener a sus hijos, con un trabajo honrado desde la carcel.

    Me gusta

  2. ¿Y qué tiene que ver lo de Ikea con los talibanes en Guantánamo?
    Cuando leí por primera vez lo de Ikea y los presos cubanos me acordé de la madre de una persona que conozco que trabajaba en el taller de costura de una cárcel de mujeres en La Habana, allí hacían jeans Levi Strauss, si eran copias sería una estafa y si eran originales habría que preguntarse para quien trabajaban esas presas.
    De todas formas si el gobierno cubano fue capaz de mantener por años a adolescentes trabajando en el campo sin pagarles un centavo (quizás estaban cobrándoles la educación) como no sería capaz de utilizar a los presos como mano de obra esclava?
    Ni tampoco me creo la maravilla de sistema penitenciario cubano cuando en Cuba nada funciona, mucho menos que estén en buenas condiciones materiales, si solo hay que ver como La Habana se cae a pedazos.

    Me gusta

  3. IKEA,a aceptado “abrir” una línea Telefónica directa con Berlín,para investigar y ahondar en su caso de Explotación Laboral- Si ha sido cierta nuestra participación en ese hecho,sería muy vergonzoso- Afirmó un portavoz de la Multinacional!!

    Me gusta

      1. Excelente respuesta!!!! “cómo puede ser explotación un trabajo remunerado?”
        No se si alguna vez oistes hablar de la “explotacion del hombre por el hombre”, “la plusvalia”, “el tiempo de trabajo socialmente necesario”, etc. Estoy seguro q sigue siendo parte del ciclo politico q se imparte en las carreras universitarias, pero bueno al caso, con una pregunta asi, me imagino q nunca vuelvas a hablar de la explotacion del capitalismo ni en ningun otro lugar, pues segun lo q dices, el trabajo remunerado no es explotacion.
        Saludos, Luis

        Me gusta

        1. Luis, sabes bien que el tema no era el capitalismo ni la explotación capitalista. Se trataba del trabajo remunerado siendo llamado “mano de obra esclava” y “explotación” referente a lo de IKEA…si ahora lo quieres tergiversar, bien. Pero estoy clara de por qué lo dije de esa forma, pues se sobreentendía que me refería a ese caso en específico.
          Y me alegro de que reconozcas de esa forma que eres explotado por el sistema en que vives…eso ya es un paso de avance.

          Me gusta

          1. Ah,perdón,no supe explicarme!! Si esa Compañía explota o no a trabajadores en Indonesia o Paquistán no viene al caso…Mi curiosidad parte de como fue posible que Castro(El viejo Tiranosaurio)aun en el poder(años 80’s),permitiera esa asociación con una Empresa Capitalista y para colmo,fueran usados presos? Hum…Ya sabes que han contactado a un alto funcionario Cubano(IKEA)que en ese entonces estaba a cargo de la producción de sus producto en la habana? Ya sabes también donde se produjo el primer “lote” de artículos y que bajo que nombre se conocía la Empresa Cubana que se encargaba(gracias a los reclusos)de su ensamblaje??????

            Me gusta

          2. No hija, ya no puedes dar marcha atras, somos esclavos de nuestras palabras; dijistes bien claro q el trabajo remunerado no puede ser explotacion, ahora vive con ello.
            Saludos, Luis

            Me gusta

          3. Pues es regla elemental en comunicación que no puedes dar nada por sobreentendido, mira lo que pasa y más cuando transmites un concepto. Y escribiste “cómo puede ser explotación un trabajo remunerado?” Debías haber escrito “cómo puede ser esclavitud un trabajo remunerado?” Cuidado que eres periodista y esos son errores fatales en la profesión.

            Me gusta

            1. Esta se llama EMIAT y estaba conectada con la STASI (G-2 por medio) pero es que también estaba MC que además tenía una especie de cuerpo élite llamados “los killer” y también se pudiera indagar sobre los negocios de los etarras en Cuba, sí esos que llegaron en la segunda mitad de los 80 y que en los 90 eran empresarios vascos, expulsados de su país por terroristas y viviendo la vida en Cuba con derechos que en aquel entonces eran negados a sus nacionales; través de una empresa vasca precisamente Cuba intentó venderle azúcar a la coca cola, no se si llegó a hacerlo. En fin Kris, ya ves, negocios y más negocios pero el dinero dónde está? Antes que me lo digan les respondo, no está en los hospitales ni en las escuelas.

              Me gusta

              1. Es una pena que los Cubanos de la isla sin acceso a los medios,no conozcan realmente al Monstruo!! Ah,por eso le temen a Internet esos viejos Bastardos Nazis!!

                Me gusta

  4. Rouslyn: Si me preguntas si hay niños-soldados en Cuba,honestamente desde el fondo de mi corazón contestaré que NO!!, Si te pregunto si es cierto que el salario mas remunerado en Cuba,no sobrepasa un Dollar diario,que contestarlas desde el fondo de tu corazón?
    Saludos!!

    Me gusta

  5. Si me preguntas si pago peaje e impuestos para usar Autopistas,puentes y túneles,te diría que SI,si te pregunto si es cierto el estado deplorable de vías terrestres en Cuba,que contestarias?
    Saludos!!

    Me gusta

  6. He leído una micro reflexión del Coma-Andante….he sentido lástima,me ha hecho recordar a mi difunto Abuelo Paterno,que en sus últimos días de vida se defecaba en los pantalones y mezclaba la realidad con sus desvaríos!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s