Archivo de la etiqueta: jóvenes

Sin tiempo para dormir


Estudiantes universitarios del curso regular diurno que combinan sus actividades educativas con un empleo, muchas veces nocturno…ese es el fenómeno que no resulta demasiado difícil de ver por estos días. Diez años atrás era una cuestión casi impensable. Las condiciones no eran las mismas, claro está. Los jóvenes, hijos de su tiempo, se adaptan a las nuevas realidades del panorama socioeconómico cubano y reorganizan sus horarios, asumen responsabilidades y se enfrentan a retos que, muchas veces, tienen altos costos.

«Nací en Santiago de Cuba. Desde los 9 años practico nado sincronizado y fui captada para la Escuela Nacional de Deportes al comenzar el séptimo grado, de modo que pasé la secundaria y el preuniversitario becada aquí en La Habana. En 12 grado dejé de entrenar para prepararme para las pruebas de ingreso pues, aunque me gusta mucho mi deporte, no veía a la Licenciatura en Cultura Física como la profesión de mis sueños. Me decidí en cambio por Lengua Inglesa y la obtuve.

«No quise regresar a mi provincia, donde está mi mamá. Llevaba ya 6 años en la capital y aquí tenía todas mis amistades. Hice el cambio de dirección y me quedé en casa de un familiar, pero quería independizarme y ganar mi propio dinero, así que me alquilé. Cuando empecé la carrera, como ya estaba adaptada a combinar estudio y deporte, conseguí trabajo en una compañía de ballet acuático».  Así nos narra su historia la jovencita Claudia Guerra Lobaina.

: «No me sacrifico tanto trabajando para salir a pasear, porque no tengo tiempo para eso», afirma Claudia Guerra, estudiante de Psicología. /Foto: Rouslyn Navia
«No me sacrifico tanto trabajando para salir a pasear, porque no tengo tiempo para eso», afirma Claudia Guerra, estudiante de Psicología. /Foto: Rouslyn Navia

Pero no todo salió como esperaba «me chocaban mucho los horarios de trabajo con los estudios. Me acostaba bastante tarde, y al día siguiente tenía que levantarme muy temprano, estaba agotada, vivía sola y tampoco ganaba mucho dinero. Fue una etapa difícil. Seguir leyendo Sin tiempo para dormir

Lo que viví en Panamá


IMG_20150407_192638

No pudiera contarles ahora cómo luce el Canal, o qué opinión me merecen los lugares históricos y culturales de la ciudad de Panamá. No los vi, no recorrí Panamá cámara en mano, de turista, disfrutando sin prisas de su arquitectura y belleza. No hubo tiempo para eso.

Puedo, sin embargo, contarles cómo, y con qué fervor, resonaba el Himno del 26 de julio entonado por los cubanos que se retiraban de la inauguración del Foro de la Sociedad Civil, evento paralelo previo a la Cumbre presidencial. Puedo, asimismo, hablarles de la indignación que se siente en el pecho cuando te ves frente a frente con personas a las que desprecias profundamente por su vileza.

Puedo narrarles lo que se experimenta al ver en las noticias de la noche en televisión cómo se manipula y tergiversa todo lo que hicimos durante la jornada.

Pudiera, además, aludir a lo que significó para muchos cubanos corear El Necio (en especial algunos fragmentos) junto a Silvio en aquel parqueo universitario, devenido sitio de encuentro para tantas personas, muchas de ellas delegados juveniles, quienes prefirieron la música cubana antes que aquel “mejor centro nocturno de la ciudad” que ofrecían con total exclusividad los organizadores del Foro de Jóvenes a modo de clausura del evento.

Pudiera hablar de tantas cosas…hay tanto que decir sobre lo que se vivió en Panamá, queda tanto debate en las redes sociales, en los blogs, tantas respuestas, y réplicas, y contrarréplicas en los medios digitales y en las calles que no sabría ni por dónde comenzar. Quizás sea mejor el principio…veremos qué sale luego. Seguir leyendo Lo que viví en Panamá

¿Adoctrinan a mi hijo en Cuba?


10505346_10202860699543380_8041328239591436010_n

Hace poco, un artículo de Cubanet empleaba (sin mi autorización claro está) una foto robada de mi perfil de Facebook para ilustrar un artículo sobre el supuesto adoctrinamiento que reciben los niños en las escuelas cubanas.

Les confieso que me molestó muchísimo que usaran una foto de uno de los momentos más hermosos que he vivido como madre para criticar precisamente lo que tan orgullosa me hizo sentir. Pero bueno, el robo de la información, las imágenes y demás es algo con lo que estamos obligados a convivir en la era digital, más aún cuando no puedo siquiera ponerles una demanda por no tener la decencia de solicitar autorización para usar la foto de un menor de edad (¡De mi hijo!) en un artículo político. ¿Con qué moral pueden hablar entonces ellos de derechos si violan los más elementales?

Más allá de esa cuestión, me gustaría expresar lo que pienso respecto a ese controvertido y polémico tema sobre si se adoctrina o no a los niños en Cuba. Y lo haré desde la experiencia personal. Seguir leyendo ¿Adoctrinan a mi hijo en Cuba?

Más allá del nombre


Portada

En mi preuniversitario casi todos respondíamos a dos nombres: el que eligieron nuestros padres y el que luego nos impusimos mutuamente. Así, teníamos que Vaca, la gordita del grupo, era la mejor amiga de Pollito, la más delgada. La siempre risueña era Quinqui o Quincalla, debido a su pasión por pulsos y collares, mientras que Guasasa destacaba como la más inteligente, a pesar de su baja estatura. A la cabezona de piernas delgadas la bautizamos como Chupi, por los caramelos con palito conocidos como chupa-chupa. Y al Gordo lo seguíamos llamando así por pura costumbre, aunque hacía más de cinco años que había dejado de serlo.

No faltaban los clásicos: Cuatro Ojos, la China, el Bestia… Pero estaban también el Cucarachón, Mufasa, la Palma, Shazán, el Rojo, entre muchos más, en un despliegue de creatividad que a nuestra edad parecía no conocer límites. Tampoco escaparon a tal suerte algunos profesores, entre ellos la Jicotea y Lo Virus, quienes nos impartían Biología, aunque nunca supimos si alguna vez se enteraron de semejantes apelativos.

Mis amigos del pre no hacían nada de extraordinario o fuera de lo común. Desde tiempos inmemoriales las personas se han estado llamando mediante apodos, ya sea para describir una cualidad física o del carácter, como diminutivo de un nombre común e, incluso, por tradición familiar. Seguir leyendo Más allá del nombre

Miradas a los jóvenes desde las ciencias sociales


Foto: Raúl Pupo
Foto: Raúl Pupo

Durante dos jornadas completas la juventud cubana estuvo en el centro del debate de especialistas e investigadores en el Taller Identidad, Cultura y Juventud que organizara el pasado mes el Instituto Cubano de Investigaciones Culturales Juan Marinello junto al Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Los proyectos de vida juveniles, vistos desde la individualidad, acapararon la atención de los debates iniciales tras la afirmación hecha por la Dra. Laura  Domínguez, profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, de que resulta imposible proyectarse un futuro si no se posee una identidad personal relativamente estructurada y estable.

«La identidad personal pudiera ser inadecuada por su pobreza de contenido», argumentó. «Hay personas a las que les preguntas “¿cómo eres?” y te responden que nunca se han detenido a pensar en eso. De igual modo podemos encontrar jóvenes universitarios que muestran muy poca elaboración sobre cuál es su ideal profesional o aspiraciones; sus proyectos de vida no están muy estructurados y presentan incertidumbres respecto al futuro. La causa reside en que en nuestra sociedad prima la educación tradicional, centrada en los conocimientos y no en la formación de la personalidad». Seguir leyendo Miradas a los jóvenes desde las ciencias sociales

La juventud, una mirada desde la investigación sociocultural


Es tiempo de reconocer socialmente que la juventud hoy tiene condiciones para hacer y ser lo que años atrás la considerábamos incapaz, afirma el investigador mexicano Rogelio Marcial Vázquez.
Es tiempo de reconocer socialmente que la juventud hoy tiene condiciones para hacer y ser lo que años atrás la considerábamos incapaz, afirma el investigador mexicano Rogelio Marcial Vázquez.

La juventud, esa suerte de “estado de gracia” que nos corresponde solo durante un periodo de la vida, está plena de energía, aspiraciones y proyectos. Pero también en dicha etapa el ser humano se encuentra lleno de dudas y cuestionamientos sobre su realidad, enfrascado en la búsqueda de la propia identidad así como del espacio que le corresponde en la sociedad, de su rol en ella, lo cual conlleva, como es de suponer, a una enorme presión.

Numerosos investigadores, psicólogos y sociólogos se han empeñado en conocer y analizar las relaciones que se establecen entre la juventud y su entorno, como vía fundamental para garantizar el desarrollo de políticas sociales y públicas que tengan en cuenta sus características y necesidades. Seguir leyendo La juventud, una mirada desde la investigación sociocultural