Archivo de la etiqueta: cultura

Miradas a los jóvenes desde las ciencias sociales


Foto: Raúl Pupo
Foto: Raúl Pupo

Durante dos jornadas completas la juventud cubana estuvo en el centro del debate de especialistas e investigadores en el Taller Identidad, Cultura y Juventud que organizara el pasado mes el Instituto Cubano de Investigaciones Culturales Juan Marinello junto al Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Los proyectos de vida juveniles, vistos desde la individualidad, acapararon la atención de los debates iniciales tras la afirmación hecha por la Dra. Laura  Domínguez, profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, de que resulta imposible proyectarse un futuro si no se posee una identidad personal relativamente estructurada y estable.

«La identidad personal pudiera ser inadecuada por su pobreza de contenido», argumentó. «Hay personas a las que les preguntas “¿cómo eres?” y te responden que nunca se han detenido a pensar en eso. De igual modo podemos encontrar jóvenes universitarios que muestran muy poca elaboración sobre cuál es su ideal profesional o aspiraciones; sus proyectos de vida no están muy estructurados y presentan incertidumbres respecto al futuro. La causa reside en que en nuestra sociedad prima la educación tradicional, centrada en los conocimientos y no en la formación de la personalidad». Seguir leyendo Miradas a los jóvenes desde las ciencias sociales

Anuncios

La juventud, una mirada desde la investigación sociocultural


Es tiempo de reconocer socialmente que la juventud hoy tiene condiciones para hacer y ser lo que años atrás la considerábamos incapaz, afirma el investigador mexicano Rogelio Marcial Vázquez.
Es tiempo de reconocer socialmente que la juventud hoy tiene condiciones para hacer y ser lo que años atrás la considerábamos incapaz, afirma el investigador mexicano Rogelio Marcial Vázquez.

La juventud, esa suerte de “estado de gracia” que nos corresponde solo durante un periodo de la vida, está plena de energía, aspiraciones y proyectos. Pero también en dicha etapa el ser humano se encuentra lleno de dudas y cuestionamientos sobre su realidad, enfrascado en la búsqueda de la propia identidad así como del espacio que le corresponde en la sociedad, de su rol en ella, lo cual conlleva, como es de suponer, a una enorme presión.

Numerosos investigadores, psicólogos y sociólogos se han empeñado en conocer y analizar las relaciones que se establecen entre la juventud y su entorno, como vía fundamental para garantizar el desarrollo de políticas sociales y públicas que tengan en cuenta sus características y necesidades. Seguir leyendo La juventud, una mirada desde la investigación sociocultural

Bailar danzón: ¿cosa de viejos? (+ escuchar un danzón)


Orquesta Miguel Faílde

Fue declarado en las primeras décadas del siglo XX como Baile Nacional de Cuba. Engendrado por Miguel Faílde, había nacido en la Matanzas de 1879 para convertirse en todo un éxito, se adueñó de los salones de fiesta de su época con rapidez.

Muchas décadas han transcurrido desde entonces. Olvidado por los bailadores y despreciado como entidad demasiado vetusta hasta por los propios músicos, que andan casi siempre deslumbrados con los nuevos y modernos ritmos; permanece aquel que fuera el más alabado y querido de los géneros musicales de esta Isla.

No llegan quizá a la docena las agrupaciones que lo interpretan en la actualidad, y la mayoría se compone de adultos. Ya nadie piensa el danzón como música para jóvenes, pues ellos mismos no se identifican con su estilo, al cual no dudan en calificar como obsoleto, aburrido, «cosa de viejos».

¿Será acaso que está condenado a desaparecer el danzón, aplastado a muerte por la discoteca, la tecno, el house, la timba y el reguetón? Para responder a esta interrogante, conversé con Ethiel Fernández Faílde, un joven matancero de 22 años que, haciendo honor a su ilustre apellido, más por capricho y pasión que por compromisos familiares, dirige en la actualidad la Orquesta Miguel Faílde, con el objetivo de rescatar y hacer contemporáneo este género creado por su tatarabuelo.

—¿Quiénes componen la orquesta?

—Somos 15 músicos, la mayoría estudiantes de nivel medio del Instituto Superior de Arte (ISA) y algunos ya egresados. El promedio de edad ronda los 20 años. Nos estrenamos como agrupación el 26 de noviembre de 2009 y desde el 14 de abril de 2012 se aprobó nuestro ingreso al sector profesional. Seguir leyendo Bailar danzón: ¿cosa de viejos? (+ escuchar un danzón)

El tatuaje ¿cubano? ¿arte? ¿moda?


DSC04958

Mi padre, hombre de la época en que le tocó nacer, un «guajiro bruto» como se autodefinía en ocasiones, solía decirme que los tatuajes eran cosa «de presidiarios y prostitutas». Yo asentía en silencio, por no llevarle la contraria, pero por dentro acariciaba la idea de tener sobre mi dermis algún diseño con el cual me identificara. Y es que, desde mi perspectiva, aquello es más bien una cuestión de gustos estéticos. Si nunca pude elegir portar en la frente o las rodillas las cicatrices de aquellas caídas de la infancia, ¿por qué no podía decidir llevar una huella que me resultase atractiva? ¿Qué diferenciaba tal decisión de aquella que tomaron mis padres cuando, apenas recién nacida, me perforaron los lóbulos de las orejas y me colgaron los aretes de oro?

Al final, me hice el tatuaje. Un delfín me acompaña desde hace ya más de una década y jamás me he arrepentido de tal decisión. Claro, yo no he sido la única atrevida: en la actualidad pululan por las calles cientos de jóvenes que, como yo, violaron el altar de su piel y enfrentaron los prejuicios y tabúes de una sociedad que, poco a poco, ha ido asimilando los tatuajes y borrando el velo de marginalidad con que signó a sus portadores. Seguir leyendo El tatuaje ¿cubano? ¿arte? ¿moda?