Archivo de la etiqueta: emigración

Gracias, papá, por no emigrar


Cuando estudiaba en la Primaria, la hermana de mi papá emigró a Estados Unidos y se reunió con su esposo, quien había aprovechado un contrato de trabajo en Canadá para cruzar la frontera y establecerse allí. Como es natural, llevó con ella a mis dos primos, el más pequeño de mi edad.

Yo tendría menos de 10 años quizás, no recuerdo bien. Pero en mi memoria llevo fresca aún una conversación que escuché a mi mamá con una vecina, en la que le comentaba que mi tía, al llegar, se comunicó con mi papá para decirle que iba a iniciar el proceso de reclamación, que por ser de hermano a hermano, tardaba diez años en concretarse. La respuesta de mi papá, convencido militante del PCC hasta sus últimos días de vida, fue rotunda: No, gracias. Yo me quedo en Cuba. Mi madre lo apoyó, aunque ella jamás militó activamente en ninguna organización política, siempre tuvo definidas sus convicciones revolucionarias.

Cuando las personas leen que soy 100% cubana y revolucionaria, quizás piensen que son palabras al azar, por consignismo…pero quienes así opinan no me conocen. Así que escribo esta vez para compartir algunos recuerdos, que espero ayuden a comprender mejor mi posición política.

Seguir leyendo Gracias, papá, por no emigrar

Anuncios

Actualizada la política migratoria en Cuba (+PDF de la Nueva Ley)



Como ya se esperaba desde hace algún tiempo, como parte de su constante proceso de cambios y reestructuraciones en aras de la actualización de su modelo económico y social,  Cuba ha modificado la Ley Migratoria.

Entre los cambios fundamentales, destacan la eliminación de la llamada carta blanca y de las cartas de invitación, especifica la nota informativa emitida esta mañana que solo serán necesarios el pasaporte y la visa de entrada al país de destino, en los casos que ello lo requiera. Seguir leyendo Actualizada la política migratoria en Cuba (+PDF de la Nueva Ley)

La juventud cubana ¿hastiada? (+fotos y video)


PICT0617 [800x600]

La juventud cubana, durante muchos años, ha sido objeto de la actividad subversiva de los enemigos de la Revolución. Algunos la pintan como un segmento poblacional distanciado emocional e ideológicamente de la llamada generación histórica… desde nuestro propio suelo, y desde el exterior, mercenarios al servicio de Washington quieren hacerla lucir como apática y desinteresada por los destinos del país.

Y salgo entonces a las calles de mi ciudad a tomarle el pulso a la vida, a respirar el ambiente que me circunda cada día, a ver si encuentro a esos muchachos desilusionados y decepcionados del "malvado régimen totalitario", a quienes no les agrada el sistema político actual y preferirían largarse en una balsa a riesgo de sus vidas antes que sufrir “la opresión y falta de democracia” de su tierra natal. Y aunque camino atenta, no encuentro lo que busco.

Seguir leyendo La juventud cubana ¿hastiada? (+fotos y video)

La emigración política, otra historia para dormir ingenuos



Los orígenes del movimiento migratorio pueden encontrarse en los inicios de la historia humana. El hombre y la humanidad en general se caracterizan por su dinamismo y su antisedentarismo, que desde épocas primitivas o remotas delatan sus incesantes desplazamientos.

El activo proceso de movilidad social que ocurre con las migraciones internacionales debe ser considerado en su dimensión real, tanto para las sociedades donde se originan las corrientes migratorias y las receptoras de inmigrantes, como para las propias personas participantes en este proceso.

Hasta mediados del siglo XX, la migración neta procedía de las regiones desarrolladas del norte hacia las no desarrolladas o en desarrollo del sur. A partir de entonces y con un marcado acento en el último decenio, cambia el sentido de esta corriente, ahora se da desde los países periféricos hacia los denominados países centro, lo cual tiene una directa relación con la crisis que en términos ecológicos y demográficos, económicos y políticos presenta el mundo, de consecuencias bien diferenciadas para unos países u otros; es decir, para los desarrollados y para aquellos que no se clasifican como tales. Seguir leyendo La emigración política, otra historia para dormir ingenuos