Marginados anónimos


13c2f753223945f41350ab962a057d442ab649de

Hoy estoy catártica…

Por las calles de La Habana donde quiera hallo anuncios del floreciente comercio por cuenta propia. No faltan negocios que se comprometen a desbloquearme el celular e instalarle diez mil aplicaciones (guía de ETECSA incluida), más adelante un amable gastronómico de uniforme, menú en mano, me insta a sentarme y disfrutar de la mejor cena de mi vida, luego alguien me ofrece un volante publicitario donde me anuncian que pueden dejarme el pelo keratinizado y liso cual si una vaca me hubiera acicalado con la lengua, o depilarme con cera, o brindarme un relajante masaje…yo miro y sigo. Nada de eso es para mí, me recuerdo.

Me pregunto más tarde para quién rayos serán todas estas cosas que considero lujos, que quién tiene dinero para tan altos precios…Y alguien me abre los ojos y me explica que la que no tiene dinero soy yo, que el país ha cambiado, y razono que es cierto, que cualquier chofer de almendrón puede disfrutar de lo que esta humilde universitaria considera lujos. Y descubro con tristeza que muchas cosas “no me tocan” por lo prohibitivos de sus precios.

Me da entonces por mentarle la madre a mi puñetero salario de 485 pesos, que parece estarse encogiendo a medida que los precios continúan en alza indetenible, y el ajo se aleja riéndose en mi cara. Y me pregunto que hasta cuándo va a ser esto, y casi valoro la posibilidad de cambiar de profesión cuando descubro que la que limpia el piso en el hospital gana el doble, y me deprimo cuando necesito comprarle un par de chancletas a mi hijo pero no encuentro ninguna que no termine por llevarse casi la mitad de lo que me pagó la cajera del periódico a inicios del mes, y me pregunto por enésima vez si algún día, entre los aumentos salariales, se acordarán de los periodistas, que casi trabajamos “por amor al arte” .

Seguir leyendo Marginados anónimos

Corrupción ¿solución del necesitado?


corrupcion1

“Hace falta una carga para matar bribones,
para acabar la obra de las revoluciones,
(…) para que la República se mantenga de sí,
para cumplir el sueño de mármol de Martí (…)
Rubén Martínez Villena

«Al director de mi empresa lo destituyeron y está bajo investigación, ¿te enteraste? Una auditoría detectó que estaba desviando recursos». « ¿Sí? Imagino que con eso pudo construir la casona aquella que tenía». El diálogo se desarrolla en una parada, mientras esperan la guagua para ir al trabajo.

Sobre semejante espacio de la cotidianidad se cierne entonces el velo pesado del disgusto y, en medio del cargado ambiente, las caras de los presentes reflejan rechazo y decepción.

Toda vez que un funcionario estatal cae en las redes de la corrupción, aquellos a los que debía representar, dígase compañeros, clientes o ciudadanos comunes, sienten que se traicionó la confianza que depositó el país sobre este. De igual modo, sobrevuela la duda de cómo pudo pasar inadvertido el robo, si cuanto más evidentemente se eleva el nivel de vida de los solapados desfalcadores, mayor es la impunidad de que se creen estos revestidos.

Y aunque para muchos la corrupción aún resulte tema tabú, especialmente en nuestra prensa, donde poco rebotan o se reflejan los sonados casos detectados, que sí circulan de hogar en hogar mediante memorias flash,  ignorar (que es también un modo de negar) la profundidad del problema solo nos perjudica. Por ello, me gustaría abordar algunas aristas de tan controvertida problemática actual. Seguir leyendo Corrupción ¿solución del necesitado?

Los números de 2014


Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 41.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 15 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Más allá del nombre


Portada

En mi preuniversitario casi todos respondíamos a dos nombres: el que eligieron nuestros padres y el que luego nos impusimos mutuamente. Así, teníamos que Vaca, la gordita del grupo, era la mejor amiga de Pollito, la más delgada. La siempre risueña era Quinqui o Quincalla, debido a su pasión por pulsos y collares, mientras que Guasasa destacaba como la más inteligente, a pesar de su baja estatura. A la cabezona de piernas delgadas la bautizamos como Chupi, por los caramelos con palito conocidos como chupa-chupa. Y al Gordo lo seguíamos llamando así por pura costumbre, aunque hacía más de cinco años que había dejado de serlo.

No faltaban los clásicos: Cuatro Ojos, la China, el Bestia… Pero estaban también el Cucarachón, Mufasa, la Palma, Shazán, el Rojo, entre muchos más, en un despliegue de creatividad que a nuestra edad parecía no conocer límites. Tampoco escaparon a tal suerte algunos profesores, entre ellos la Jicotea y Lo Virus, quienes nos impartían Biología, aunque nunca supimos si alguna vez se enteraron de semejantes apelativos.

Mis amigos del pre no hacían nada de extraordinario o fuera de lo común. Desde tiempos inmemoriales las personas se han estado llamando mediante apodos, ya sea para describir una cualidad física o del carácter, como diminutivo de un nombre común e, incluso, por tradición familiar. Seguir leyendo Más allá del nombre

Cinco necios


 

Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate
Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate

El concierto número 62 de Silvio, que marcaba el cierre de su intensa y larga gira por los barrios, no podía pedir mejor colofón que contar con la presencia de unos hombres que escribieron la Historia con su hazaña de resistencia. 

Desde casi el mismo comienzo, ya se podía adivinar que Silvio tendría que cantar El Necio, una canción que parecía hecha para ellos, que se convirtió en una suerte de himno, un canto a la dignidad de cinco hombres que se negaron a arrodillarse incluso bajo las más duras presiones.

Seguir leyendo Cinco necios

#Volvieron y mi casa ya está completa (+Fotos y Video)


Ayer lloré de alegría nuevamente frente al televisor, igual que derramé mis lágrimas el día que vi descender del avión a inicios de este año a Fernando y un tiempo antes a René. Pero esta ocasión fue incluso mejor, pues la alegría estaba triplicada, con la gratificante sensación de que la Patria finalmente está completa, que ya no sufre la ausencia de tres de sus hijos amados.

Anoche me fui a dormir con la felicidad de saberlos en casa rodeados por sus seres queridos, de haber cerrado un capítulo extenso de lucha que culminó en victoria, con la certeza de que Fidel, una vez más, tuvo razón, que sus palabras fueron más que sentencia, visión de futuro.

Agradezco al infinito esa imagen del abrazo de Raúl y escucharle el reconocimiento por la entereza demostrada; luego el emocionado agradecimiento de un Gerardo que se confiesa sin palabras, así como la disposición suya y de sus hermanos para asumir las tareas que la Patria les encomiende en lo adelante son la prueba de su estatura de gigantes, de su dimensión como revolucionarios.

Cierro los ojos y sigo viendo la sonrisa inmensa de Tonito mientras corre, literalmente, a abrazar a su padre, y resuena detrás el grito feliz de Maruchi «¡Te lo dije, te lo dije, mi hermano!», y Mirtha que se queda de pie en la puerta, como si le costara creer tanta dicha, y no sabe qué hacer con la cartera, que termina arrojando al suelo para tener los brazos disponibles para el abrazo, pero no se decide aún a caminar al encuentro del hijo, no atina a nada así que se queda de pie, disfrutando la escena de la familia finalmente reunida, hasta que es Tony quien despacio, como si temiera romper su fragilidad, la abraza con la ternura acumulada en tantos años de espera, y la besa, y con la mirada le asegura que es cierto, que esta vez no habrá despedidas, que ya puede olvidar los temores porque ha llegado para quedarse a cuidar su vejez.

Vuelvo a ver a Ramón fundido en su interminable beso-no-apto-para-menores con Elizabeth, abrazando a sus hijas,  sintiendo de pronto cómo desaparecen los dolores de las rodillas.

Y la dicha se agiganta hasta el infinito cuando Adriana y Gerardo se miran a los ojos, reconociendo en la mirada a esa alma gemela de tantos desvelos y lealtades, y se acarician mutuamente las mejillas, como quien no acaba de creer en su dicha, reconociendo el rostro amado tras 16 años de distancia, descubriendo las marcas que el tiempo dejó, para culminar al fin con el puro y tierno beso en la frente amada de «su reina», como él la suele llamar.

El recibimiento en los barrios, los abrazos postergados a los vecinos que quizás los vieron crecer, el saludo a los viejos los amigos de travesuras, el descubrimiento de los niños que han nacido en su ausencia, la anciana vestida de blanco que llega con su bastón y cargada de collares para regalarle todo su aché al “chino”, la multitud coreando el nombre de Gerardo, que no tiene palabras para expresar lo que siente a pesar de haber soñado muchos años con ese momento.

Y finalmente la grata sorpresa del embarazo de Adriana, la mano protectora de Gerardo sobre el abultado vientre donde palpita la vida del hijo largamente soñado, la alegría de poder estar junto a ella cuando llegue el momento del supremo dolor que antecede a la dicha inmensa de ser padres. Ya los sueño decorando la habitación con los dibujos que Gerardo pintará para su retoño, y quizás haga una versión más colorida y grande de su «Carta a mis hijos que están por nacer» (Puede leerla en el libro El dulce abismo) para colgarla en una pared…para explicarles en el futuro «por qué su papá no es tan joven como muchos de los padres de
sus amiguitos, y conozcan de los años en que papi y mami tuvieron que vivir separados a pesar de quererse mucho.»

Después de muchos años de espera, finalmente puede Cuba deleitarse con las imágenes que algunos temieron que no verían…pero a mi, las que más me han gustado han sido estas:

10393755_883503985007845_706796411051076664_n 10298839_883503928341184_8460528549907973072_n

Las fotos fueron tomadas por el Estudio Revolución en el día de ayer, para verlas en tamaño grande basta con hacer clic:

Un blog para exponer mis ideas…ser cubana es un reto que vivo a diario

Isla nuestra de cada dia

solo quiero compartir historias...

Asuntos triviales

para hablar catibía...

La Cocina de Sofía

Aquí se cocina con AMOR

Diario de una hedonista.

... aviva tus empolvados sentidos.

Strike Cantado

Una bitácora donde las verdades se cantan como strikes

La Plaza de Sayli

... porque todos merecemos un lugar para decir...

Palabras sin mordaza

Seamos realistas, hagamos lo imposible

Supón

supón que entonces hablo de la vida...

La Letra Incómoda

Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas (George Orwell)

Locuras que son poesía

desde el corazón de una cubana

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.187 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: