Recordando los muñes


Krim 218

Con mi Krim 218 vi los primeros muñes que recuerdo. Aquel engendro ruso que solo se veía en blanco y negro hizo las delicias de mi infancia. A las 6 en punto de la tarde me sentaba en la sala a esperar que comenzara la tanda infantil. De entrante me servían una generosa ración de dibujos animados cubanos y rusos. También nos ponían algunos animados de Mickey Mouse, Donald, Tribilín, Tom y Jerry, el Pájaro Loco… Todos ellos disputaban el espacio y la atención, compitiendo con Elpidio Valdés, Guaso y Carburo, Matojo, Cecilín y Coty, el conejito Canela, los músicos de Bremen, Orejas a Cuadros, Tusa Cutusa, el pajarito Tari, Fantito, Lolek y Volek o la liebre y el lobo de “Me las pagarás”.

Yo no podía en aquel entonces tener preferencias, todos los muñes me gustaban por igual, sin distinción por su procedencia. Sin embargo hoy, con unos cuantos años más, reconozco que solo siento nostalgia por mis muñes cubanos y los rusos (que así le llamábamos para generalizar, pues su verdadera procedencia muchas veces era checoslovaca o de otros países del bloque socialista). Así, cada vez que, por azares de la vida me tropiezo por la red con algún video, me entra una nostalgia inmensa por aquella infancia feliz y despreocupada que tuve, en la que no me importaba ver los muñes exclusivamente en diferentes tonalidades de gris, sin tener la menor idea de que el vestido de la princesa de los músicos de Bremen era rojo, o que la pañoleta anudada al cuello de Elpidio Valdés era azul.

Haciendo un aparte con Elpidio Valdés, ¿qué cubano que se respete no se sabe de memoria algunas de sus frases más graciosas? A mi papá le encantaba aquello de “mambises, bestias, no tiréis con ventanas”, aunque a mi el que más me gustaba era el fragmento súper irónico de “una foto pa´l héroe que salvará el tren militar”.  Una de las cosas que más lamenté cuando perdí mi memoria usb de 16 gigas fue que en ella tenía guardados más de 15 animados de Elpidio Valdés que veía de vez en cuando hasta que las lágrimas se me salían de tanta risa. Si se hace algún día una prueba de cubanía no podría faltar (como le dije una vez en broma a mi amigo italiano Enzo, Vincenzo Basile, autor del blog Capítulo Cubano) una pregunta sobre este mambí animado.

Luego de los muñes, en dependencia del día de la semana, continuaba la programación. El lunes sin falta llegaba Arcoiris Musical, Alegrina y Tristolino fungían como conductores. Eran dos muñecos feísimos, pero que uno les cogía tremendo cariño, aunque yo no soportaba a Tristolino con su manía depresiva, ni a Kiki Corona con la Nana de las mariposas, pero me encantaba el Rock de los colores, la canción del Mundo al revés,  el grupo Moncada con el divertidísimo video del Rock del Primitivo, la canción/trabalenguas de Ana Bobana. Claro, las canciones se repetían muchísimo en el año, y veía las mismas una y otra vez hasta que me las sabía todas de memoria. Y quizás eso pueda parecer cosas de bárbaros y aburrimiento del subdesarrollo, pero sacando las cuentas ahora, a mi hijo Alejandrito, pudiendo elegir con más opciones de las que disponía yo a su edad,  había que ponerle los mismos muñes y videos musicales miles de veces cuando le gustaban mucho, así que creo que la repetición lejos de molestar, me ayudó a aprender canciones infantiles en una época en la que no existía el DVD, nadie grababa los programas siquiera en VHS ni mucho menos se pasaban los archivos de PC en PC mediante memorias flash.

Cuando no era lunes, nos llegaba Toqui (que pasó a la historia con aquella amistad impuesta, recuerdan?  “yo quiero ser tu amigoooo y siempre lo seré), rememoro también los divertidos capítulos de Cuando yo sea grande en el cual los niños se disfrazaban de diferentes profesiones y actuaban escenas mudas que fueron mi mayor fantasía, porque me hubiera encantado ser una de aquellas niñas en ese juego de roles televisivo. Estaban los miércoles de Dando vueltas, y los viernes con La hora de las brujas (nunca se me olvidó el nombre completo de aquella bruja rechoncha con corazón de mantequilla: Osbrújuli Pérez y Suárez del Vidal).

Había, por supuesto otro burujón de programas Made in Cuba, que daban luego paso a las aventuras seriadas de las 7.30 pm…ahí nos asaltaban en días alternos Rin Tin Tín y la brigada canina, Lassie, Flipper o Skippy (recurrentes ellos, venían tooodos los años, una y otra vez, en fila india) junto con aventuras de factura nacional como Hermanos (¿recuerdan aquello de “Lorencitooooooooooo”?) o la Cueva de los misterios (primera parte!!! que de la segunda nadie quiere acordarse!!) el resto debieron ser bastante malas porque justo ahora no recuerdo ninguna más .

Hay frases que se han quedado para siempre en la memoria colectiva de mi generación, que incluso se emplean en las conversaciones, y que proceden precisamente de muchos de estos muñes, especialmente los cubanos. Para no olvidar, junto con aquellas que les mencionaba, están otras de Elpidio Valdés “al machete y con la luz apagada”, “yo quería convertirlo en un burrito”…Los Valientes nos legaron lo de “vamos a hacerlo pastica de muñequito gris”, “yo vine embarcao, guardia, me trajo este que es un antisocial” o “mientes, rata inmunda”, Matojo nos dejó “los papaticos de rosa” y “papi, papi, me pinché con un erizo”…pudiera seguir mucho más, pero para los que jamás vieron muñes cubanos, sería inutil, no compartimos los mismos códigos.

Así y todo creo que fuimos una generación de niños muy felices. Recuerdo mi infancia con cariño, placer y nostalgia, tal y como debería ser para todos los niños del mundo.

Para los nostálgicos como yo, acá les dejo algunos videos de esos muñes que tanto disfruté:

Viva papi

Majá vivo

El pajarito Tari

Los valientes 

Los músicos de Bremen

Vacaciones en Leche Cortada

Bolek y Lolek

Me las pagarás

Matojo va a la escuela

Cecilín y Coty

Aquella República

Elpidio Valdés y el fusil

Elpidio Valdés contra el tren militar

Sofrito (Guaso) y Carburo

Anuncios

8 pensamientos en “Recordando los muñes”

  1. Hola, que recuerdos me traen este post. Como soy un poco mayor recuerdo aventuras cubanas inolvidables: Los tres mosqueteros, El Halcón, El aguila (Todavía sigo intentando infructuosamente de silvar con las dos manos como hacian los protagonistas). Y más reciente aquel intento, Shiralak, que de haberse vendido el libro habría sido un Bestseller pero no llegó a más a mi modo de ver por el presupuesto con que contó. Aunque parezca increíble, hoy que medio disco duro de mi PC esta ocupado con muñes de Walt Disney y compañia, mi nena prefiere ver aquellos muñes “rusos” que hemos ido rescatando de youtube. Probablemente sea por el ritmo de la historia, mucho más lento y adaptado a su cerebro en desarrollo que los electrizantes dibujos animados actuales que forman a las nuevas generaciones con un sindrome del “fast food” y la superficialidad.
    Y Elpido Váldez, que decir: No tuve superman, tuve a Elpido Váldez, como dice Varela en Memorias…

    Me gusta

  2. saludos colegas comentaristas…HOY ES 26 DE JULIO!!!!

    ..VER EN CUBADEBATE… a Fidel se lo debemos todo!!! del periodista cienfueguero Julian !!!..Si, todo incluyendo lo bueno y malo que ha hecho sus asesores por la economia cubana!!!!

    Me gusta

  3. Rouslyn:

    Esta muy bueno tu post. Recuerdos muy lindos. Pero en la epoca del año equivocada.

    Estamos a finales de Julio y no me parece el tiempo apropiado para los muñequitos.

    Este es el tiempo de honrar a nuestro Rey, su familia, y los que dieron su vida el 26 de Julio para asegurarnos el honor de ser sus subditos.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s