El torbellino de las Cincuenta sombras de Grey


Portada
Hace ya varios meses una amiga entusiasta de las novelas románticas me recomendaba la lectura de esta trilogía, pero confieso que nunca tuve la paciencia para hacerlo, mucho menos tratándose de ediciones en formato digital.

Ahora llega a mis manos, gracias al Paquete Semanal, la recién estrenada versión cinematográfica de la primera entrega de la saga Cincuenta sombras de Grey, y me decidí a invertir dos horas de mi tiempo para enterarme de qué va la historia que tanto revuelo ha causado en el mundo femenino.

Fifty Shades of Grey (en el idioma original) es una novela erótica del año 2011 de la autora británica E. L. James que nos describe la relación entre Anastasia Steele, recién graduada de la universidad, y Christian Grey, un joven y exitoso magnate de negocios. Hasta ahí, la historia parece seguir la receta básica de novelitas rosas al estilo de Corín Tellado, la afamada escritora del género. Sin embargo, la trama nos sorprende en lo relacionado a su contenido erótico fuera de lo ordinario, pues incorpora elementos de las prácticas sexuales que involucran: bondage/disciplina, dominación/sumisión, sadismo/masoquismo (BDSM).

El segundo y tercer libro se titulan Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas respectivamente. La serie ha vendido más de 31 millones de copias en todo el mundo. El primero de agosto de 2012, la web de comercio electrónico Amazon anunció que había vendido más copias de esta trilogía que de la serie completa de Harry Potter, por lo que E. L. James se convirtió en la autora más vendida en esa plataforma, superando a J.K. Rowling.

La historia fue desarrollada a partir de un fanfiction* de Crepúsculo publicado por episodios en sitios web bajo el seudónimo de Snowqueen’s Icedragon. El relato contaba con personajes que llevaban los nombres de la saga vampírica, Edward Cullen y Bella Swan. Sin embargo, tras surgir comentarios acerca de la naturaleza sexual del material, la autora eliminó la historia de los sitios web y la publicó en su propia página web, FiftyShades.com. Luego, la reescribió modificando los nombres de los protagonistas y convirtiéndola en novela.

Foto 2

El primer libro fue lanzado a la venta como libro electrónico y libro de bolsillo de impresión bajo demanda en mayo de 2011 por The Writers’ Coffee Shop, una editorial virtual con sede en Australia. El segundo se publicó en septiembre de 2011, y el tercero vio la luz en enero de 2012.

La naturaleza erótica de los libros y la percepción de que su base demográfica de lectores estaba conformada en gran parte por mujeres casadas de más de treinta años, llevó a que fueran tildados como «porno para mamás» por algunas agencias de noticias, aunque han sido populares también entre jóvenes.

La crítica no ha sido complaciente con el estilo literario. En lo personal, las veces que intentaba leer algunas páginas, la narración me resultaba facilista, y en ocasiones la encontré sosa y reiterativa con tantas exaltaciones a las virtudes anatómicas del bien formado Christian Grey. Amén de que en más de una ocasión sentí deseos de darle un bofetón a la protagonista por el poco valor que se daba como mujer…aunque, pensándolo mejor, ella probablemente hasta lo habría disfrutado.

Idénticas sensaciones me asaltaron cuando me senté el viernes pasado a ver la película, pero ahora agravadas por la inexistente química en pantalla de los protagonistas, encarnados por Dakota Johnson como Anastasia Steele y Jamie Dornan en el papel de Christian Grey. Una elección que decepcionó las expectativas de los fanáticos de la serie, que barajaban propuestas bien distintas, entre las que se encontraban Ian Somerhalder (el Damon de Diario de un vampiro), Matt Boomer (el seductor ladrón Neal Caffrey en Cuello blanco) o el sex symbol Chris Hemsworth (Thor), para el rol del multimillonario y Nina Dobrev (Elena, Diario de un vampiro), Emma Watson (la superlista Hermione, en Harry Potter), Emilia Clarke (la letal Khaleesi de Juego de Tronos) y Alexis Bledel (la dulce Rory, de Chicas Gilmore) como candidatas a encarnar a Anastasia Steele.

Producida por la Universal Pictures y Focus Features, la cinta que debido a su fuerte contenido sexual fue clasificada como R por la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos, fue estrenada en el Festival Internacional de Cine de Berlín el 11 de febrero de 2015, llegando dos días después a las salas de cine estadounidenses como ¿regalo? en medio de las festividades por San Valentín.

Debido a que fue muy esperada, hasta el primero de marzo la cinta había recaudado más de 486 millones de dólares llegando a ser la más taquillera en lo que va de 2015, a pesar de que el sitio web Rotten Tomatoes, que califica las películas a nivel mundial, le dio una calificación de “Podrido” con una puntuación muy baja de 24%, basado en 205 comentarios, con un promedio de calificación de 4.2 sobre 10.

Foto 3

Por su parte, en Estados Unidos, el Centro Nacional contra la Explotación Sexual instó al público a boicotear la película por legitimar la violencia contra las mujeres a través de la violencia sexual, el abuso de poder, la desigualdad de género y la coerción.

Hacer una lectura inocente tanto del libro como de la película quizás nos libre de ciertas suspicacias, a fin de cuentas, se trata de puro material de entretenimiento nacido de la gigantesca industria cultural del ocio. Sin embargo, no logro cerrar los ojos ante la evidente manera en que el atormentado sádico-dominador Grey recompensa con costosos regalos a su sumisa-masoquista pretendida, que protesta débilmente al estilo «no quiero, no quiero…échamelo en el sombrero», como diríamos en Cuba.

Me incomoda sobremanera la insistencia del millonario para que la joven firme un contrato que la «haga suya», pero no en el sentido romántico como pudiera pensarse, pues él le advierte desde el inicio que el romance «no es lo suyo». Grey desea poseerla, tal y como se posee un perro, una casa, un bolígrafo; con derecho a controlar cada aspecto de su vida, incluyendo alimentación, la cantidad permisible de alcohol a ingerir, el vestuario. Incluso promulga toda una teoría en la que la intenta convencer de que deje las riendas de la relación completamente en sus manos porque el peso de la responsabilidad podría ser agobiante. Me hace cuestionarme si no habrá un trasfondo algo machista tras esa insinuación ¿Por qué, específicamente para las mujeres, la libertad podría ser una carga? No parece nada atractivo que tu pareja controle absolutamente todo en tu vida.

Otro asunto que no me convence es el hecho de que se justifique con un pasado oscuro y misterioso las apetencias sexuales de Grey, como si para tener gustos no comunes fuera necesario estar traumatizado o tener un desequilibrio psicológico y emocional. Me imagino que quienes realmente practican sexo BDSM anden bastante molestos.

No obstante, creo que algo bueno podría derivarse de toda la parafernalia de las Cincuenta sombras, pues muchas mujeres podrán explorar mejor su sexualidad tras ver la película, se atreverán a experimentar más cosas porque ahora lo verán normal, incluso dirán que está de moda y tratarán de semejarse a Anastasia Steel. Bastará con tener en cuenta que jugar a ser esposada, vendarse los ojos, el uso controlado de las palmadas, etcétera, estarán bien siempre que sea consensuado y se sepa delimitar qué es un juego sexual y qué la vida y convivencia fuera de este. Querer ser dominado en el sexo no es sinónimo de querer serlo en la vida cotidiana.

Preocupante, claro, quedará el asunto de que empiecen a aspirar a tener a un Christian Grey en casa. Si se fortalece en el ideario femenino la idea de que hombre solvente= hombre atractivo, seguirán buscando a alguien que las complazca económicamente en lugar de alguien que las atrape con sus virtudes y espiritualidad, carácter e inteligencia. Para disfrutar de un sexo perfecto y una buena relación sentimental no es necesario que la pareja sea top model…todos tenemos nuestros encantos internos a la espera de ser descubiertos y apreciados, pues como suelen decir nuestras abuelitas: la belleza física desaparece con el tiempo. ¿No estás de acuerdo?

 *Fanfiction: relatos de ficción escritos por fans de una obra literaria o dramática.

Anuncios

3 pensamientos en “El torbellino de las Cincuenta sombras de Grey”

  1. He leido ls dos primeros libros y wow he quedado anonadada con estas novelas hiper descriptivas y fresas. ES cierto y asombroso que la pelicula haya sido escrita por una mujer, en el siglo XXI, y todavía seamos vistas, por el mismo género, como SUMISAS, dejaremos de serlo alguna vez??? No repetiré en este comentario lo dicho por la autora del post, que sin dudas, realizó una crítica genial. He recomendado a mis conocidos que lean los libros antes que vean la película, en la que a mi punto de vista, Jamie Dornan debía llevarse las loas con su actuación, no siendo así con Dakota Johnson; además, pienso que los vítores del taquilleo se lo han ganado las escenas de sexo que tiene el filme.

    Me gusta

  2. Horrible novela. La mas mala que se pueda encontrar. Yo no me explico como se hizo tan famosa. Aqui abunda la buena literatura erotica. Esta al golpe de un click en el kindle y mucha hasta gratis o por un dolar o por menos de cinco. Yo a los tres capitulos lo deje.

    A mi me gusta mucho Selena Kitt que escribe muy buena literatura erotica y muy bien escrita, bien narrada, buenos personajes.

    Si te gusta el sadomasoquismo pues Anne Rice tiene una trilogia que se llama La Bella Durmiente que SI es sadomasoquismo y no la sosada de Mr. Gray. El sadomasoquismo por mi no hace nada y me choca un poco y no termine la Bella Durmiente, pero no porque no estuviera magistralmente escrita como todo lo que escribe Anne Rice. Los libros del Marques de Sade estan ahi tambien para la que guste. Anais Nin, Georges Bataille.

    A mi particularmente me gusta la erotica escrita por mujeres y hay mucha erotica buena escrita por mujeres. Y de pronto viene a hacerse popular ese bodrio de 50 shades of gray. Ese es un fenomeno de la publicidad, es increible. A mi hasta me asusta porque me suena a experimento social de dominacion de masas. Y yo de verdad que nunca le doy credibilidad a las teorias conspirativas, pero es que esto es inexplicable.

    Es como que le dieran permiso a cierto sector no muy entendido literariamente y no muy abierto a la sexualidad de leer y disfrutar erotica, pero ese libro exclusivamente. Porque de verdad la que haya leido dos o tres relatos de al menos Selena Kitt encuentra 50 shades of gray insufrible.

    No se como pudieron hacer una pelicula de una cosa que no tiene trama. El problema no es que Mr. Gray sea un acosador y un enfermo mental, es la forma en que la novela esta escrita. Hay novelas que hacen de ser un degenerado una obra de arte (Lolita, Amor en los tiempos del colera) pero tienen que estar bien escrita. De la heroina ni hablar, la heroina es increiblemente sosa. Es virgen de todo, de masturbacion, de orgasmo, de computadora y de email a los 21. Increible.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s