La suerte que tenemos los cubanos



Hoy en la mañana, mientras leía un reportaje publicado en el Diario Juventud Rebelde, para mis adentros me congratulaba por la suerte que tuve de que cierta cigüeña me dejara caer en esta pequeña Isla del Caribe (para mis siempre aguerridos y agresivos detractores, estoy totalmente clara de que no me trajo la cigüeña, por favor: es una metáfora).

El material en cuestión se titula La suerte de Isaac, y pueden leerlo íntegramente aquí. Para quienes no van a tomarse la molestia, les hago un resumen:

Un niño de la barriada guantanamera de San Justo goza hoy de excelente salud gracias a una compleja intervención quirúrgica y a un proceso de recuperación de alto costo y humana significación. El niño, con fallos hepáticos desde su mismo nacimiento, requería de intervención quirúrgica, lo cual se realizó en La Habana con gran éxito con apenas 1 mes y medio de nacido.

Sin embargo, los doctores estaban conscientes de que Isaac iba a necesitar mucho más que una operación, pues su problema requería de un trasplante de hígado, y en Cuba solo se realizaban este tipo de procedimientos con donantes vivos…y el pequeño Isaac no podía esperar por la muerte de un donante compatible. Seguir leyendo La suerte que tenemos los cubanos

Anuncios