Archivo de la etiqueta: Socialismo

Volviendo a “¿Los niños no tienen leche en Cuba?”


Distribución de leche a granel en una bodega cubana.
Distribución de leche a granel en una bodega cubana.

Por mucho que despotriquen contra el Estado cubano, no he visto acá ni un solo argumento razonable para explicar la carencia de leche en Cuba, ni el hecho de que la existente sea insuficiente para todos, más allá de los 7 años de edad.

A ver, ¿Será que el monstruoso gobierno de Cuba bota la leche para maquiavélicamente dejar al pueblo sin tan importante alimento? ¿Será que el Estado se las ha arreglado para crear una conspiración tan truculenta en aras de hacer que la gente robe la leche de los hospitales, como dice el comentarista Bobbie?

¿O será que simplemente la producción de leche, con las pocas vacas que hay, no alcanza y punto?

Y, si es esto lo que realmente sucede, que a pesar de todo lo que el Estado desearía poder hacer, la producción no es la suficiente, ¿entonces no es digno de aplaudir el hecho de que se tenga al menos la decencia y el humanismo de priorizar a los infantes, los más pequeños y necesitados, así como los enfermos?

Doy gracias por tener un Estado que piensa siempre en los más necesitados y los tiene en cuenta para ofrecerles lo poquito de que se dispone. Una vez un amigo economista me dijo que en nuestro país no se distribuían equitativamente las riquezas, sino la pobreza. Y creo que tenía razón. La Revolución de 1959 nos heredó un país con desequilibrios sociales inmensos, y mientras algunos paseaban y se divertían en el Yatch Club, mi abuela paterna,  analfabeta y viuda, hacía malabares para lograr sobrevivir con sus dos hijos menores de 5 años. Mientras el mafioso Meyer Lansky mantenía su sede gansteril en La Habana y vivía a todo tren lleno de lujos, en la Ciénaga de Zapata una mujer viajaba en una balsa de troncos por los canales infestados de cocodrilos para llevar a su hija moribunda hasta Cienfuegos, a más de 150 kilómetros de distancia, para ver al médico más cercano (la niña no sobrevivió al viaje, y la madre llegó loca a Cienfuegos, aferrada al cadáver de su criatura, tuvieron que arrebatársela de los brazos).

Querer comparar a Cuba con los modos de vida de un sistema capitalista es absurdo, y más absurdo aún es querer compararla  con un sistema capitalista de un país económicamente desarrollado.

Claro que en las naciones de Europa, en Estados Unidos y demás países ricos la leche es tan fácil de adquirir que hasta los del sindicato hacen sus huelgas por los bajos precios de su producto y derraman pipas completas en las calles a modo de protesta (no saben como me dolió ver aquel desperdicio en las noticias hace un tiempo).

Cuando vayan a comparar a Cuba y sus índices sociales, por favor, compárenla con países igualmente subdesarrollados económicamente. No olviden tener en cuenta el atraso tras varios siglos de explotación colonial y luego neocolonial, los resultados del bloqueo, y también, por qué no, las ineficiencias internas que no voy a obviar, pero que, a la larga, no serán ni la décima parte de la causa del problema actual. Comparen y sean honestos.

Díganme luego que tal les fue en sus análisis, y no se me bajen con cifras inventadas o argumentos poco serios. Díganme por qué la leche en Cuba no alcanza para los más de 11 millones de cubanos, díganme por qué solamente se puede garantizar a los niños menores de 7 años, enfermos y ancianos. Yo sé la respuesta, pero quiero aplicarles el método socrático…se los dejo de tarea.

Les dejo acá el enlace a un post del blog de mi amigo Raúl Capote sobre el mismo tema, por si desean leer más sobre este: 

“En Cuba a los niños les quitan la leche a los 7 años”

Una mirada al modelo cubano de bienestar


ancianos en Cuba

Por Patricia Arés

En muchas oportunidades, he preguntado a mis estudiantes cuáles serían las principales razones para decir que en Cuba es bueno vivir La mayoría de las veces sus respuestas están relacionadas con el acceso a la salud, la educación y la seguridad social y efectivamente, estos son los pilares de nuestro modelo socialista, pero para las personas jóvenes constituyen realidades tan asumidas desde la cotidianidad que se tornan demasiado habituales o quedan congeladas en un discurso que, a fuerza de repetición, se hace irrelevante.

Yo me atrevería a decir que existe un modelo cubano de bienestar que se ha incorporado con tanta familiaridad acrítica que ha quedado invisible a nuestros ojos o paradójicamente instalado en la voz de muchos de los que ya no están, luego de haberlo perdido, o de visitantes que viven otras realidades en sus países de origen. De la vida cotidiana en Cuba, por lo general se habla de las dificultades, sobre todo de índole económica, pero pocas veces se escucha hablar de nuestras bondades y fortalezas.

Algunas experiencias profesionales vividas me han hecho pensar mucho en nuestro socialismo, visto como cultura y civilización alternativa. Cuando los psicólogos y otros especialistas participamos en el proceso de lograr el retorno del niño Elián González, emergió con mucha fuerza este tema. Más recientemente en consulta, conversando con algunos ancianos repatriados, con niños que por decisión de sus padres deben irse a residir a otros países o con jóvenes que han retornado de España luego de vivir la experiencia de ser echados a la calle por no tener trabajo ni dinero para pagar la renta, me vuelve a resurgir, a partir de sus vivencias, la idea del modelo cubano de bienestar. Seguir leyendo Una mirada al modelo cubano de bienestar

Raúl Castro: “La mayor satisfacción es la tranquilidad y serena confianza que sentimos al ir entregando a las nuevas generaciones la responsabilidad de continuar construyendo el socialismo” ( Fotos)


Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Comité Central del Partido y presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura de la Sesión Constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en su Octava Legislatura, y del Consejo de Estado, celebrada en el Palacio de Convenciones de La Habana, el 24 de febrero de 2013.

Compañeras y compañeros:

En una fecha como hoy, el 24 de febrero de 1895, se reinició la lucha por la independencia con la fusión de los fogueados mambises de la primera guerra y los pinos nuevos, bajo el liderazgo del Partido Revolucionario Cubano y de Martí.

Me corresponde asumir nuevamente ante ustedes y todo nuestro pueblo el honor de presidir el Consejo de Estado y el Gobierno.

En este sentido, creo que no es ocioso reiterar lo afirmado dos veces en este Parlamento, cito: “A mí no me eligieron Presidente para restaurar el capitalismo en Cuba, ni para entregar la Revolución. Fui elegido para defender, mantener y continuar perfeccionando el socialismo, no para destruirlo”. Seguir leyendo Raúl Castro: “La mayor satisfacción es la tranquilidad y serena confianza que sentimos al ir entregando a las nuevas generaciones la responsabilidad de continuar construyendo el socialismo” ( Fotos)

Yo voté por Cuba


En mi colegio electoral custodian las urnas dos vecinitas mías junto a la bandera más bella que existe, como dijera el poeta Bonifacio Byrne.
En mi colegio electoral custodian las urnas dos vecinitas mías junto a la bandera más bella que existe, como dijera el poeta Bonifacio Byrne.

Hoy domingo 3 de febrero me levanté bien temprano para estar entre las primeras en ejercer mi derecho al voto en las Elecciones Generales. Desde las 7am ya los colegios están  abiertos, y no cerrarán hasta las 6pm. Fui con mi pequeño Alejandrito, para que pudiera conocer el proceso de cerca, aunque aún es demasiado pequeño para entender todo lo relacionado con el mismo.

Como ciudadana cubana  mayor de 16 años, puedo participar de los sufragios porque así lo establece la ley 76 Ley Electoral, la cual determina además excepciones de este derecho para los incapacitados mentales previa declaración legal que así lo consigne y los inhabilitados judicialmente por estar sometidos al cumplimiento de sanciones penales. En esa situación (de incapacidad mental) tengo en mi barrio a Mimi, una señora ya mayor que padece de demencia senil desde hace muchos años.

En esta ocasión, luego de mostrar mi carné de identidad para quedar registrada en el listado, me entregaron dos boletas, una verde para elegir a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular y otra blanca para votar por los delegados a la Asamblea Provincial del Poder Popular. A los candidatos ya los conocía desde hace tiempo, gracias a las biografías que permanecieron expuestas durante varias semanas en lugares concurridos (en mi caso, la bodega, donde cada día compro el pan, la leche y demás).

Conozco personalmente a la mayoría de las personas por las cuales voté. Me brindó particular alegría ver en la boleta nombres familiares como el de Frank Marcos, joven profesor de la Universidad de Matanzas con quien trabajé un par de años. También en la boleta estaba Rubén Darío Salazar, hombre culto y además talentoso artista que hace las delicias de los pequeños con su Teatro de las Estaciones, donde se proyectan obras de títeres a las cuales he llevado a Alejandrito algún que otro domingo.

Estaba también en mi boleta el nombre de un reconocido líder religioso de mi provincia, una trabajadora de la Central Termoneléctrica Antonio Guiteras, el ministro de la construcción, la directora de Finanzas y Precios de Matanzas, entre otros. Todos ellos personas comunes, porque en Cuba no existe la clase política, no se hacen multimillonarias campañas electorales ni se devenga ningún salario por ocupar un puesto en el Parlamento o las Asambleas municipales y provinciales.

El Partido Comunista de Cuba no postula candidatos, pues las nominaciones corren a cargo de los ciudadanos y las organizaciones estudiantiles y de masas. Es el pueblo quien elige a los que habrán de representarlo en las máximas instancias de dirección del país, con derecho total a revocarlos si no cumplen adecuadamente con su gestión.

El sufragio es libre, de modo que tenía la opción de favorecer con mi voto a uno, varios o todos los candidatos, según lo estimase. Y aunque es secreto, no me importa decir aquí que yo preferí poner mi X en el círculo de cada boleta, pues todos los candidatos me parecen dignos de representarme en las respectivas Asambleas.

Luego de colocar mis boletas en sus correspondientes urnas, regresé a casa. Sin embargo, en los mil 712 colegios existentes en la provincia permanecen cerca de 13 mil 306 personas como autoridades electorales y 8 mil 560 pioneros, junto al personal administrativo y de las comunicaciones que aseguran el correcto desarrollo del proceso electoral.

Alejandrito aún no es pionero, así que no pudo custodiar las urnas en esta ocasión, pero en las próximas elecciones con seguridad podrá participar, y será tan feliz como lo fui yo de niña al hacerlo.

Cuba y la Internet…


Maqueta de la UCI
Maqueta de la UCI

Interesante, muy interesante resulta lo que compartió hace poco Iroel Sánchez en su blog La pupila insomne…Luego de leer su post  titulado A la luz plan secreto del gobierno estadounidense contra Cuba que involucró a Alan Gross quedan muy pocas defensas o argumentos a aquellos que aún insistían en defender la inocencia del contratista norteamericano, condenado en Cuba a 15 años de prisión.

De todos modos, como ya es usual entre los detractores de la Revolución Cubana y todo lo que ella representa o hace, algunos harán la vista gorda, ignorarán todas las evidencias expuestas y seguirán graznando las mismas frases gastadas de siempre, con idéntica escasez de argumentos y el consiguiente discurso repetitivo sobre derechos humanos y democracia que no convencen ya a nadie. Seguir leyendo Cuba y la Internet…

Horrible masacre en escuela de EUA…de nuevo (+FOTOS)


Sandy Hook Elementary School
Una mujer fuera de la Sandy Hook Elementary School espera por noticias de su hermana, trabajadora del centro educacional.

A las 7 de la mañana de hoy, dejé a mi pequeño Alejandro, de 5 años, en su aula de preescolar y me fui al trabajo.  Dos horas y media más tarde (9.30 am), comenzó mi reunión de trabajo semanal. A esa misma hora en Newtown, Conencticut, un individuo armado irrumpió en un salón de clases de la Sandy Hook Elementary School y asesinó a 25 personas, de ellos, 20 niños de entre 5 y 10 años de  edad…

Luego de un día de trabajo, bajo la lluvia y sin sombrilla, me encaminé de nuevo a mi barrio. Mientras en Cuba yo abrazaba y besaba a mi feliz pequeñuelo a las 4pm…varios padres en Estados Unidos fueron privados para siempre de otro abrazo de sus hijos, las vidas de sus retoños fueron segadas justamente en el lugar que consideraban más seguro: la escuela. Seguir leyendo Horrible masacre en escuela de EUA…de nuevo (+FOTOS)