Carta al presidente Obama de una luchadora por la libertad de Los Cinco


turquino

Roussie al centro de la foto, vestida de rojo, en el Pico Real del Turquino, en Cuba, como parte de sus acciones de solidaridad con Los Cinco

Hoy, vía correo, recibí un mensaje de Jaqueline Roussie, una señora francesa que desde hace años se ha solidarizado con la causa por la libertad de nuestros Héroes encerrados en cárceles norteamericanas. Ella, según me cuenta, envía cada mes a más de 2 mil personas una carta denunciando la injusticia, con el objetivo de hacerla viral y que el mensaje pase de persona a persona y logre sensibilizar a la mayor cantidad posible con esta situación que dura ya más de 15 años.

Acá comparto la carta dirigida al presidente Obama que para el mes de junio Roussie hará circular:

cinco_heroes_justicia2

Presidente Obama                                                                    Junio 1ro, 2014.

The White House

1600 Pennsylvania Avenue N.W.

Washington DC 20500

Señor Presidente,

El 18 de abril falleció el autor colombiano Gabriel Garcia Marquez . Usted declaró:

El mundo perdió uno de sus más grandes escritores visionario, y uno de mis preferidos cuando era joven”, al enterarse de su muerte.

Gabriel García Márquez jugó un papel importante en la historia de los agentes antiterroristas cubanos de la red Avispa a la cual pertenecían Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino, y René González, « los Cinco » como son conocidos.

En abril del 1998, este autor se fue a La Habana a buscar un complemento de informaciones para escribir un artículo a propósito de la recién visita del Papa Juan- Pablo II a Cuba. Amigo del presidente cubano, García Márquez había encontrado a este último, y le había informado su próxima partida hacia los Estados Unidos donde debía organizar un taller de literatura en la universidad de Princeton a partir del 25 de abril. Le hizo saber de que quizás encontraría al presidente William Clinton.

Fue en este contexto que el Presidente Fidel Castro le confió al escritor una misión “no oficial”, pero capital para que el presidente de los Estados Unidos se enterara de que la organización terrorista FNCA (Fundación Nacional Cubano Americana) había elaborado un proyecto diabólico previendo  poner bombas en aviones de líneas cubanas o  de otros países poniendo en contacto Cuba con países latino americanos.

Claro señor Presidente que los agentes cubanos no estaban ajenos a esta información.

Al final, García Márquez no encontró el Presidente Clinton, pero fue recibido el 6 de mayo 1998 en la Casa Blanca en el despacho de McLarty  por tres funcionarios del Consejo de la Seguridad Nacional, a quienes esas revelaciones les dieron escalofrío.

Le paso los detalles de la entrevista y el juego diplomático que se siguió, pero el resultado fue la llegada a la Habana de una delegación de funcionarios del FBI el 15 de junio. Expertos cubanos conversaron largamente los días 16 y 17 de junio con esta delegación y le dieron un expediente muy documentado sobre los atentados en preparación, para que se pudiera arrestar a los conspiradores.

La dirección de la mafia terrorista de Miami que supo de los contactos entre Cuba y los Estados Unidos, no perdió tiempo para obtener un cambio a la cabeza del FBI de South  Florida. Héctor Pesquera llegó en mayo de 1998 a Miami desde Puerto Rico, fue nombrado jefe de la FBI South Florida el 1 de septiembre, y arrestó a los agentes cubanos el 12 de septiembre.

Pesquera puso toda su energía para perseguir a los miembros de la red Avispa, mientras tanto, en el territorio que él controlaba, por lo menos 14 miembros de AL Quaïda en completa tranquilidad preparaban sus mortíferos ataques del 11 de septiembre 2001 .

El juicio de los Cinco en Miami fue una parodia. En esta ciudad, un juicio justo para ellos era imposible. Como escribió en el New York Times del 14 de octubre de 2009 el Dr. Pastor quien fue asesor de seguridad nacional del presidente Jimmy Carter para América Latina, “Un juicio contra cinco agentes de la inteligencia cubana en Miami es tan justo como un juicio contra un agente de la inteligencia israelí en Teherán’.

Los cinco fueron fuertemente condenados, la palma para Gerardo Hernández quién fue condenado a dos perpetuidades más quince años. Fue acusado de “conspiración para cometer asesinato” sin ninguna prueba. Esta acusación se había añadido a su expediente penal ocho meses después de la Constitución de este.

El 22 de enero de 2003 en una emisión de radio en Miami, “Radio Martí”, Pesquera declaró sobre la red Avispa: “Yo llegué aquí en mayo de este mismo año, del 98. Me pusieron al corriente de la situación. Empezamos entonces a hacer hincapié de que esta investigación a los efectos de Inteligencia ya no debería mantenerse ahí. Y debería cambiar de rumbo e irse entonces a una investigación criminal“. Estas declaraciones aclaran sobre la acusación fuera de tiempo atribuida a Gerardo Hernández. Sería fácil probar la inocencia de este hombre, pero su país niega a los abogados acceso a los documentos esenciales para hacerlo.

Esta voluntad por parte de su país de dañar a Cuba, lamentablemente no acaba ahí. Recientemente, el 26 de abril, las autoridades cubanas arrestaron a cuatro terroristas José Ortega Amador, Obdulio Rodríguez González, Raibel Pacheco Santos y Félix Monzón Álvarez, llegados desde Miami para preparar ataques contra instalaciones militares.

Señor Presidente, usted debe acabar con esa política. Escuche usted la voz de la delegación de parlamentarios de su país que visitó Cuba a principios de mayo. Dirigida por Barbara Lee, esta delegación que constaba de cuatro funcionarios electos que se reunieron con su compatriota Alan Gross en el hospital de la prisión en la Habana le llamó a abrir las negociaciones para su liberación. Quiere que estas negociaciones se amplíen a la suerte de los tres agentes secretos cubanos Antonio Guerrero, Gerardo Hernández y Ramón Labañino, encarcelados en Estados Unidos.

Escuche usted también a las numerosas voces que se levantarán a principios de este junio en Washington para solicitar la liberación de Antonio Guerrero, Gerardo Hernández y Ramón Labañino quienes siguen aún encarcelados en su país.

Por favor reciba, señor Presidente, la expresión de mis sentimientos humanistas más sinceros.

Jacqueline Roussie

64360 Monein (France

 Copias a: Señoras Michelle Obama, Nancy Pelosi, Kathryn Ruemmler. Señores Joe Biden, John F. Kerry, Rand Beers, Denis MacDonough, Harry Reid, Eric Holder , Pete Rouse, Rick Scott, y Charles Rivkin, Embajador de EEUU en Francia.

Anuncios

Un pensamiento en “Carta al presidente Obama de una luchadora por la libertad de Los Cinco”

Los comentarios están cerrados.