Participación sociopolítica en Cuba ¿en crisis?


Foto: Roberto Suárez
Foto: Roberto Suárez

La participación sociopolítica juvenil ha jugado, a lo largo de la historia de las sociedades antiguas y modernas, un papel esencial. Conocer sobre ella en Cuba deviene, por tanto, más que necesidad, imperativo para las generaciones actuales. Con ese fin, entrevisté a Luis Gómez Suárez, investigador del Centro de Estudios Sobre la Juventud.

¿Cómo se analiza la participación sociopolítica juvenil en Cuba?

«A nivel internacional el concepto que se maneja es únicamente el de participación política, la cual se asume solo con fines electorales y de canalización de demandas fundamentalmente: intención del voto, preferencias electorales, etc.

«En Cuba, sin embargo, se aborda un concepto más amplio: la participación sociopolítica, que no se circunscribe a los procesos electorales, asambleas de circunscripción, formación de candidaturas y ejercicio del voto; pues consideramos que se puede evaluar la participación relacionada también con el compromiso político, medible a través de la participación en las organizaciones laborales, estudiantiles o comunitarias.

«Los obreros desde los sindicatos, los estudiantes mediante la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) y la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y en la comunidad a través del Comité de Defensa de la Revolución (CDR), la Federación de Mujeres Cubanas y la participación en las asambleas de rendición de cuentas.

«Un elemento importante en la localidad son precisamente los CDR, ya que devienen interlocutores entre las sociedades civil y política de la Isla y permiten  movilizar y organizar demandas en ambas direcciones».

Luis Gómez
Luis Gómez

Desde el punto de vista histórico, ¿cómo ha evolucionado la participación en el período revolucionario?

«Desde el Triunfo de la Revolución la participación sociopolítica experimentó un franco ascenso. Podría decirse que entre los años 1959 y la década de los 70` hasta cerca de 1985 fue así, unas veces más inclinada, otras menos, pero con tendencia a elevarse.

«Igualmente alrededor de los propios 80` comienza un declive gradual de la participación, que se acentúa a partir de los 90` durante la crisis económica y luego más en el 2000. Todo esto relacionado, por supuesto, con las diferentes épocas histórico-concretas vividas por el proyecto revolucionario y el pueblo cubano, y teniendo en cuenta que se han sucedido cinco generaciones, y hay una sexta en crecimiento».

¿Pudiera ampliar más sobre ese período de alza participativa a inicios de la Revolución y su posterior descenso?

«Los años 60` fueron de una gran participación sociopolítica de la población. Había un gran consenso en torno al Ejército Rebelde, la figura de Fidel, el Partido y la dirección política del país, con una gran participación del pueblo en todas las organizaciones.

«Ya a partir de los 80` debemos recordar el llamado “Proceso de rectificación de errores y tendencias negativas” (interrumpido por la crisis económica tras la caída del campo socialista), que hoy muchas personas lo ven con carácter económico pero en mi opinión fue eminentemente político-ideológico y subjetivo.

«No debemos olvidar que el Socialismo se construye en esencia desde la subjetividad, o sea, la voluntad y la decisión de las personas de llevar a cabo el proyecto, algo ratificado por Fidel en el 2005 en el Aula Magna de la Universidad de La Habana cuando expresara “Este país puede autodestruirse por sí mismo; esta Revolución puede destruirse, los que no pueden destruirla hoy son ellos; nosotros sí, nosotros podemos destruirla, y sería culpa nuestra…”

«La participación describió una curva en declive entre 1980-1985. Esa rectificación de errores fue, a mi ver, un modo de tratar de impedir ese proceso. Ya se venían haciendo críticas y observaciones al respecto, incluso Fidel hacía referencias desde finales de los 70` a la indisciplina de la juventud, al descuido de la propiedad social, a la falta de normas de convivencia, etc. »

¿Qué otros elementos pueden señalarse como factores causales?

«También tuvo mucho que ver la hiperinstitucionalización experimentada desde 1976, que trajo como consecuencia la hiperformalización y verticalización de la sociedad así como el declive del papel que en los años 60 jugaron la ideología, la subjetividad y la participación desde el compromiso político».

¿Qué sucedió entonces en los 90`, durante el llamado Periodo Especial?

«La misión principal de la Unión de Jóvenes Comunistas y las organizaciones juveniles en ese instante fue explicarle a las nuevas generaciones (que en ese momento terminaban estudios y se insertaban en la sociedad a través del empleo) lo que ocurría en Cuba y cómo era necesario participar en ese proceso desde el compromiso político. Eso fue muy importante.

«Con la Batalla de Ideas se dio otro paso por recuperar la participación sociopolítica de su declive: llevar al pueblo a las calles, movilizar desde la ideología, la política, la identidad y la solidaridad.

«Sin embargo, desde inicios del siglo XXI pienso que existe una crisis de compromiso sobre todo con las nuevas generaciones, incrementando el conflicto generacional, enfrentando la visión de quienes vivieron la etapa hasta los 80 y la de las generaciones crecidas luego de los 90, incorporadas al entramado social a partir de los 2000».

¿Son responsables los jóvenes de esta situación, entonces?

«No podemos, a pesar de esto, culpar a los jóvenes, pues en realidad no son responsables. Ellos son hijos de la época histórico-concreta en que se educaron. Ejerce gran influencia la reforma económica del Periodo Especial,  que trajo consigo la legalización de la tenencia de divisas, el papel preponderante del dólar y el CUC [peso cubano convertible] así como la entronización de las relaciones monetario mercantiles controladas por el Estado.

«El Socialismo hay que explicarlo/entenderlo, mediante el estudio de obras complejas, pero el Capitalismo no hay que explicarlo, ni entenderlo, basta con  pegar la nariz a una vidriera. Eso enamora a mucha gente, y si políticamente no está bien consolidada [la participación sociopolítica], puede afectar a la sociedad. En ese conflicto se debaten las actuales generaciones, lo cual me parece una cuestión  muy importante»

– ¿Es efectiva la participación sociopolítica juvenil?

– Por varios años se interpretó la participación sociopolítica desde el punto de vista de la movilización y la incorporación de los jóvenes y la población en general a tareas decididas y convocadas por las altas instancias. Y es una forma de participación válida, denominada participación ejecutiva; pero en realidad no se trata de una participación activa, ni es la que el país necesita, porque actualmente existen escasas convocatorias para este tipo de actividades.

«La verdadera participación es aquella relacionada con la toma de decisiones, el empoderamiento y la cesión de cuotas de poder a los jóvenes para que decidan de forma directa, o indirecta a través de sus representantes, pero con efectividad. Ello ha traído como consecuencia que algunos jóvenes en la actualidad no posean sentido de pertenencia con sus organizaciones, ni se sientan representados por estas».

– ¿Cómo es el papel de las organizaciones dentro del proceso participativo en la actualidad?

– Hoy las organizaciones están más en función de objetivos supra (igualmente importantes, pues son los objetivos de la Revolución), pero eso no puede prevalecer sobre la vida de la militancia porque de lo contrario la organización pierde buena parte del motivo para el cual se creó, y la gente pierde el sentido de la representación. Por eso los jóvenes están pidiendo un cambio en esas estructuras organizacionales, aunque tampoco podemos abandonar la forma de estructuraciones establecida por Lenin a través del centralismo democrático

– ¿Han existido cambios desde las instituciones del gobierno luego del declive participativo?

– Desde las instituciones de gobierno del Estado ha habido una mayor democratización luego de la reforma constitucional de 1991-92 , cuando se hicieron dos procesos electorales, y se analizaron las reformas desde la base para pasar luego a la Asamblea Nacional. A partir de ese momento ha sido frecuente la participación del pueblo en la valoración y discusión de las leyes que se van a aprobar, lo cual ha incrementado significativamente la participación formal, aunque opino que aún no es suficiente para arrastrar a los jóvenes».

– ¿Están los jóvenes de hoy educados en el ejercicio de la participación sociopolítica?

– Pienso que hemos educado una juventud acostumbrada a que los demás piensen por ella. Esto es algo que comienza desde pequeños, por algo tan simple como cuando los padres hacen las tareas que la escuela asignó a sus hijos. Una experiencia de participación tan importante como es la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) o la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) no ofrecen tan buen resultados por la formalización y verticalización de sus estructuras.  La Federación Estudiantil Universitara (FEU) tiene en ese sentido mayor protagonismo»

– ¿Influye el liderazgo o su carencia en la participación sociopolítica?

– Es cierto. Por ejemplo, la figura de Fidel  y su capacidad de convocatoria con el pueblo propició que muchas veces no mediaran siquiera palabras, bastaba con su presencia. Me parece favorable el llamado de Raúl a institucionalizar el país y que sean las instituciones las que operen desde el punto de vista político y de la participación de la población, pues la generación histórica va desapareciendo por ley de la vida».

– ¿Qué papel jugarían las instituciones en este caso?

– Son ellas las que tienen que convocar y movilizar a las personas. Resulta preciso educar en esa institucionalidad al pueblo. La ciudadanía se construye con la educación en la participación.

«Los medios masivos de comunicación deben educar al ciudadano para que sea capaz de exigir el respeto de la disciplina social, algo que hoy se ha perdido. Hoy vemos a alguien botar basura en medio de la calle y no pasa nada…cierto que si alguien enfermo cae al suelo todo el mundo corre, pero si se trata de una conducta que afecta las normas de urbanidad no se dan por enterados.  Las nuevas generaciones no han sido educadas para eso, se le ha educado para que se les den los procesos ya resueltos sin su intervención.

«En las localidades, el trabajo en beneficio de la comunidad se hace muy poco pues todo el mundo se sienta a que el delegado recoja sus inquietudes y resuelva los problemas, cuando a veces todo se resuelve con poner un pedazo de goma en una tubería».

– ¿Soluciones a la vista?

– Hace dos años hicimos una investigación sobre estos problemas y comenzamos explorando lo que se había investigado en Cuba sobre estas cuestiones. Al hacer el balance llegamos a la conclusión de que todos los ámbitos: cultura, educación, organizaciones sindicales, etc.  apuntaban en la misma dirección. O sea, existe consenso de cuál es el problema, lo que resta es resolverlo. Sin embargo hay resistencia al cambio , se han entronizado el sectorialismo y el verticalismo en los organismos y los ministerios no concatenan sus acciones, no las coordinan, ni hay integralidad en los procesos. Esto representa el principal obstáculo a vencer.

«Los jóvenes de hoy son hijos de su contexto, de la educación que le hemos dado y como tal se comportan. Cambiar eso dependerá de nosotros».

Anuncios

9 pensamientos en “Participación sociopolítica en Cuba ¿en crisis?”

  1. Esa participacion sociopolitica es una pelicula de ciencia ficcion en cuba. Que participacion politica se tiene en un regimen que es una dictadura?.
    La palabra dictadura quiere decir que no hay nada para nadie y en el caso de cuba eso se cumple de forma superlativa ya que hay que esperar que el dictador muera o sea desactivado por baja salud para ver si te tocan con una varita magica y entras en la politica ya que ni elecciones hay. Y eso todavia esta por ver ya que si el poder paso al hermano, bien podria pasar a otro miembro de la casta familiar. O sea que solo el papel de foca sin voto es lo que le toca a los demas. O que te digan que disfrutas de las mieles del poder sin merecerlas. No Gracias.
    Ademas a la juventud se le golpeo mucho en estos annos. Zafras, guerras en Africa y otros puntos, carencias, carreras forzosas y otras cosas para que despues no te dejaran entrar a un hotel o te metieran preso por tener un par de dollares para un regalo. Sino preguntenle a Cheito Rodriguez, el jonronero.
    Y que ahora descubrimos que ya ni siquiera somos companneros. Porque yo no le llamaria compannero aun tipo que mientras yo me tengo que enganchar en un camello, el anda en un carro con aire acondicionado solo porque se baja los pantalones si los de arriba se lo piden.

    Me gusta

  2. «El Socialismo hay que entenderlo, leo en el post de Rouselyn,
    ——————

    Escuche la misma frase en 1985, unos dias antes de emigrar, de boca

    de una joven que mas tarde tambien saldria al exilio. Mi respuesta fue:

    ‘Si. Yo lo entendi ya, Y esto es tremenda m,,,

    Me gusta

  3. Rosy,

    El propio sistema vertical, de ordeno y mano, frena la participacion

    ciudadana.En un sistema , en una nacion, que se dirige a la manere de un

    ejercito donde TODO, todito, se decide a altos niveles, a la gente

    solo le queda obedecer

    Ademas,

    ?Tu no crees que la repeticion del mismo discurso gastado termina por originar hastio?

    Un participante de la Jove Cuba comentaba que resistir esa campanna

    por la liberaracion de los Cinco a lo largo de los annos era una tarea

    ciclopea.

    ?Puede motivar, nada menos que a jovenes -, gente inquieta amantes de la variedad, – los constantes llamados a dar mas al sacrificio, al patriotismo…. sin que se vea por parte alguna ni un solo fruto?

    Solo observa el lenguaje corporal de los participantes en esa asamblea, La posicion de las manos nos indica el nivel de cansancio y/o aburrimiento, El tema que se discute les interesa un pepino, Una de las jovenes mantiene los brazos cruzados.

    Recuerdo, por los ochenta, haber participado en una asamblea donde desde la tribuna vociferaban consignas patriotticas y en el publico las caras eran de hastio Quien presidia aquella asamlea inclusive se enoja de que los jovenes en la plazoleta se hubiesen refugiado bajo techo para evitar una lloviznita.

    Me gusta

  4. Cuba es gobernada desde hace medio siglo como un campamento militar. Como un ejercito. Ordeno y mando. La unica diferencia es que para hablar con el gobernante no hay que pararse en firme sino hacer una reverencia. Y pedir. Nunca exijir, reclamar o mostrar desacuerdo.

    .O es que alguien me va a decir que alguno de los “politicos” se paro y se enfrento alguna vez frontalmente, y declaro no estar de acuerdo con fidel?.Y discutio con el y se acaloro cuando “el jefe “, no lo entendio?. Asi es como discuten los politicos, para que lo sepan. No como si hablaran con Dios, sino con alguien que pensamos se equivoca y queremos hacerlo entrar en razones. En nuestras razones.
    Si alguno lo hizo se le boto de alli en el acto. La costumbre era que cuando se permitia dar alguna opinion que el dictador escuchaba y si no era una opinion “sembrada ” para parecer que lo era, fidel vapuleaba al atrevido con el apoyo del coro de los presentes.

    Eso dio lugar a que enseguida la gente que rodeaba al lider fueran un punnado de oportunistas, mediocres y aduladores ya que otras especies con mas sentido de la verguenza eran decantados en el acto.
    Que ocurrio?. Que ocurre?. Bueno todos lo saben. Y asi sigue gobernandose, porque esatrova de la opinion del pueblo es una farsa a menos que el pueblo se llame Yoani o Celaya que han discutido desde sus blogs o en las oficinas de Emigracion sus asuntos, poniendose coloradas.
    Y lo mas malo es que ahora si nadie tiene idea hacia donde va eso. Nadie sabe que se planea o que pasos se iran dando.

    Me gusta

  5. Comenta Inti Gzlez en la Joven Cuba:

    Por favor!!!!! Que espacios de participacion?? El sindicato??? LA UJC??? El PCC??? No me hagan reir, no nos mintamos mas, el problema lo sabe todo el mundo, se denunica en todos lados, en la calle, en el buro politico y hasta en el aula Magna de la Universidad de la Habana y por el mismisimo Fidel. Y que???

    Me gusta

  6. Es imposible hablar de participacion sociopolitica si cualquier organizacion politica que este al margen del partido comunista en el poder esta prohibida.
    Asi es simplemente imposible.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s