Cambiando de aires


Barco en la bahía de La Habana

Soy matancera, siempre lo he sido y lo seré hasta el día que muera. Amo mi ciudad de un modo inexplicablemente dulce y doloroso a la vez. Me cuesta estar lejos del azul de su bahía, de sus calles estrechas, de sus parques solitarios bajo el sol del mediodía, de sus puentes y ríos, de los niños que juegan pelota en las tardes en medio del herbazal escaso del Viaducto…soy matancera, y eso es vivir en un constante estado de gracia.

Durante 4 años que adoré, trabajé allí, ejercí el periodismo primero desde las páginas del semanario Girón y luego desde el mensuario Humedal del Sur, dedicado a la Ciénaga de Zapata, territorio del sur matancero al que viajé con frecuencia y llegué a amar casi tanto como mi ciudad natal, no solo por la belleza de sus paisajes sino por la calidad humana de los habitantes de este inmenso y precioso humedal.

Pero, la vida es un constante cambio, y yo he decidido darle un giro a mi vida profesional. Así que me he ido a probar suerte en La Habana, la capital de todos los cubanos, como le llaman algunos. Desde mi etapa de estudiante, deseaba trabajar en uno de los medios nacionales que más admiro, y lo he conseguido. Juventud Rebelde, el diario de la juventud cubana, es mi nuevo empleador. Mi trabajo allí, será en el futuro mejor explicado, cada cosa en su momento, habrá sorpresas.

Mientras tanto, solo les cuento que ando re-descubriendo La Habana, donde estudié mi carrera hace más de 6 años. Tengo bien cerquita el malecón, donde me siento algunas noches a ver salir o entrar los barcos de carga, y pasan bien cerquita de mi improvisado asiento, a diferencia de Matanzas, con su bahía tan inmensa donde siempre se ven a lo lejos. El cañonazo de las nueve estremece los cristales de mi ventana, y siempre me sorprende su exactitud, les juro que verifico el reloj del cuarto para saber si está correcto (el reloj, no el cañonazo, que ese no falla).

Reencontrando amistades viejas, conociendo nuevas, aprovechando las ventajas de la intensa vida cultural de la ciudad, donde no faltan representaciones teatrales, danzarias, cinematográficas o musicales. Y claro, no puede faltar tampoco mi cita con el rizado de guayaba en el Coppelia, en pleno Vedado…todo un evento nostálgico q algún día les contaré.

Lo único triste es la distancia con mi hogar, mi madre y mi pequeñito Alejandro, que ha debido quedarse allá para concluir su curso escolar. Pero no renuncio a tenerlo conmigo lo antes posible.

Por ahora voy cerrando transmisiones, es día de regresar a casa y voy por mi cuenta, pidiendo “botella” o haciendo autostop, como le suelen decir en otras latitudes. Seguiremos blogueando, pero ahora desde Matanzas y La Habana, todo a un mismo tiempo.

Anuncios

11 pensamientos en “Cambiando de aires”

  1. Rouslyn…saludos y felicidades….En mis annos juveniles [ graduado del Alvaro Reynoso]…aprendi amar a Matanzas…annos despues fui a estudiar a la universidad de la Habana .. QUINTA DE LOS MOLINOS y trabajar en la capital…Te digo hoy/por /hoy….Mi corazon se quedo entre MATANZAS Y Cienfuegos jajaja….MI HABANA, solo la tarareo!!!!No soy fanatico a los INDUSTRIALISTAS….Le deso exitos…pero no la cambio por Matanzas

    Me gusta

  2. El inagotable.

    Rosy, Te recomiendo que en lugar de dedicar tus esfuerzos a hablar mal de Obama – ultimamente les ha dado por eso- prestes atencion a estos problemas que copio de las cartas a Granma:

    …La chapucería no reconoce fronteras: una construcción recién inaugurada que a los pocos días comienza a mostrar deterioros porque no se cumplieron las normas técnicas, un salidero en la vía pública que es reparado una y otra vez hasta el infinito y cada día está peor, un servicio gastronómico que trata al cliente con descortesía y luego le brinda la comida peor elaborada, una recepcionista que no sabe o no quiere orientarlo debidamente, un transportador de productos agrícolas que los tira de un lado a otro sin miramientos para que luego lleguen descompuestos al mercado, el profesor o maestro que no se prepara debidamente para la próxima clase que va a impartir, el médico que no se esmera en el diagnóstico y tratamiento del paciente; la lista sería interminable.

    Me gusta

  3. Amiga:
    Creo que si antes sentía orgullo de ver tu nombre en las planas de Girón, cuanto no lo sentiré ahora cuando lo vea aparecer en las páginas del diario de color azul. Estoy seguro que seguirás siendo la misma muchacha sencilla que tanto aman tus amigos, que me consta que no son pocos.

    De cualquier manera, La Habana no es algo nuevo para ti, toda vez que estudiaste tu carrera en la UH. Guapea chiquita que talento es lo que te sobra. Que el futuro te depare muchos éxitos, y no te preocupes, que no te vas tan lejos.

    Cuando sientas nostalgia de nuestra tierra, ya tu sabes lo que tienes que hacer. Te vas para “Los Amarillos” de Guanabo en caso de emergencia, porque estoy también seguro que con tu estampa si te paras en La Punta, coges botella fácil, y en una hora y piquito estás en casa. Cuídate mucho, que estaremos tan pendiente de tí, como de los “Cocodrilos”.

    Un beso de tu viejo amigo, que no es lo mismo amigo viejo

    Me gusta

  4. !Hola, Rouslyn! ¿Ya sabes que eres la oponente de la tesis de Yarislay García? Yo soy su tutora. Ella discute la tesis el viernes 5. Te pido, por favor, que en cuanto puedas le hagas llegar las tres preguntas tuyas. ¿Por qué vía le haces llegar las preguntas a Yari? Te agradezco la agilidad y deseo que te vaya muy bien. Tuviste el valor que me faltó a mí cuando tuve CUATRO propuestas de trabajo en la capital. Creo que hiciste muy bien. Nos vemos el día 5.

    Me gusta

    1. Si, Maritza, se lo de la tesis de Yari, solo falta que la jefa de la carrera me haga llegar la tesis y yo pueda leerla. Recién hoy fue q Yarislay la entregó en la tarde, como tengo q leerla digital y dispongo de poco tiempo de máquina, no sé cuanto me va a tomar esto, se que debo entregarle las preguntas de oponencia con 72 horas de antelación. No te preocupes, no me descuido de eso…

      Me gusta

  5. Rouslyn:

    No sabes lo preocupado que me has dejado….!!!!,

    Dejaste a tu hijo con la abuela, te mudastes para La Capital de todos los Cubanos, y pasas las noches solita sentada en el malecon…….

    Me gusta

    1. Mi hijo necesita terminar la escuela, obviamente a final del curso no lo puedo cambiar de aula, escuela y provincia. Mi mamá está más que contenta con la idea de tener a Ale, de hecho, creo que cuando quiera llevarlo conmigo para La Habana ella me va a armar perreta para no quedarse sola. Y… más que obvio!! no me siento sola en el Malecón, siempre tengo la agradable compañía de mis amistades.
      Así que a ver… cuál es la causa de tu preocupación, si se puede saber??

      Me gusta

  6. Escribe Comunista hasta la muerte:

    Rouslyn:

    No sabes lo preocupado que me has dejado….!!!!,

    Dejaste a tu hijo con la abuela, te mudastes para La Capital de todos los Cubanos, y pasas las noches solita sentada en el malecon…….

    Responde Rouslyn:

    Mi hijo necesita terminar la escuela, obviamente a final del curso no lo puedo cambiar de aula, escuela y provincia. Mi mamá está más que contenta con la idea de tener a Ale, de hecho, creo que cuando quiera llevarlo conmigo para La Habana ella me va a armar perreta para no quedarse sola. Y… más que obvio!! no me siento sola en el Malecón, siempre tengo la agradable compañía de mis amistades.

    Así que a ver… cuál es la causa de tu preocupación, si se puede saber??

    Ja ja ja. Que comunista hasta la muerte es un jodedor,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s