Martí desanda la Ciénaga en bicicleta


Martí en bicicleta

Lo vimos de casualidad, mientras viajábamos rumbo a Playa Larga desde La Boca. Detuvimos el auto para poder lograr la instantánea, pues si lo hubiéramos contado luego, nadie nos habría creído.

Ciertamente, José Martí viaja dentro del corazón de cada hombre honesto, sencillo y amante de esta Patria a la que ofrendó su vida hace más de un siglo. No es secreto para nadie.

Pero sí resulta poco común verlo acompañándonos de forma física, mucho menos desde la parrilla de una bicicleta. No hubo tiempo para hacer preguntas, pero harto fácil resulta adivinar que se dirigía hacia alguna escuela o centro de trabajo donde lo esperaban con ansias para colocarlo en su merecido sitial de honor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s