¡Qué ganas de irme a la playa!


Campismo  Popular Victoria de Girón
Playa del Campismo Popular Victoria de Girón en la Ciénaga de Zapata

Ayer regresé de la Ciénaga de Zapata de uno de mis viajes mensuales…en lugar de pasar los tres días habituales me vi forzada a regresar pues este mes no contaba con hospedaje, la casa de visita donde me suelo quedar está ocupada con personas que disfrutan del plan vacacional en las playas del sur de mi provincia, notables por la calidez de sus aguas, su transparencia y belleza.

Entre los reportajes que estoy preparando hay uno sobre el Campismo Popular Victoria de Girón, donde estuve durante algunas horas haciendo entrevistas a directivos y veraneantes para conocer sobre sus características, las excursiones y actividades… No voy a ponerles el reportaje aún pues me tomará algún tiempo sacar las entrevistas de la grabadora y redactarlo, pero al menos hoy puedo compartir con ustedes algunas impresiones.

Les cuento que la playita del campismo ayer era un sueño, no había oleaje y los niños retozaban en el agua y la arena con sus salvavidas, pelotas y demás juguetes. Me moría de la envidia al mirarlos, el calor era insoportable y yo toda vestida de trabajo, sin poder darme un chapuzón, arrepintiéndome una y mil veces de no haber cargado con la trusa para tirarme al agua al menos por unos minutos para refrescar.

En el césped, bajo los cocoteros, los adultos huían del sol recostados en las tumbonas y escuchando la música bailable que salía por los altavoces y bocinas ubicados en zonas estratégicas para que llegara pueda escucharse en cualquier lugar de la instalación recreativa.

Allí mismo, a la sombra de uno de los cocoteros, una niñita de dos años se paseaba posando para el fotógrafo que me acompañaba, con un pan en la mano y su biberón de agua en la otra. Su mamá la miraba divertidísima mientras se secaba el agua salobre con una toalla, a lo mejor la chiquilla le sale modelo, al menos ya aprendió a posar sin pena.

Un poco más allá dos mujeres bailaban casino, me pareció lo más curioso de todo lo que allí encontré pues estaban bailando con tremenda alegría, olvidadas de que estaban en medio de la playa y no en una pista de baile y sin importar quién hacía las veces de varón para guiar en las complicadas vueltas de este popular ritmo cubano…Para aquellos que pueda asombrarles eso de dos mujeres bailando casino juntas, un baile que tradicionalmente se baila en pareja de hombre-mujer, les explico que la culpa es de los hombres. pues no son pocos los que nacieron con dos pies izquierdos para estos temas bailables así que se impuso la necesidad de que las mujeres aprendieran a suplir su rol para no quedarse sentadas en las fiestas con ganas de tirar un pasillito.  Yo misma aprendí a guiar en ruedas de casino cuando estudiaba en  el preuniversitario.

Una niñita de unos cinco años se mecía en el columpio del parquecito infantil vigilada por su papá, era la única ahí, al parecer ya se había cansado de estar en la playa pero seguía aún con la trusa puesta, como esperando un rato antes de volver a arremeter contra las aguas cristalinas. La miré y fue como regresar a mi infancia, recuerdo que tenía un columpio colgado del marco de la puerta del balcón de la casa de mis abuelos maternos, donde viví hasta cumplir los siete años… solía pasar horas y horas meciéndome, siempre fue mi entretenimiento favorito en cualquier parque infantil…todavía hoy no logro sustraerme a su mágico influjo y cada vez que se me presenta la oportunidad aprovecho para elevarme al cielo y cerrar los ojos mientras siento el aire azotarme suavemente el rostro.

En el portal de una cabaña cercana un hombre estaba acostado frente a un ventilador y hojeando una revista mientras su esposa terminaba de servir el almuerzo. Me acerqué a ellos para preguntarles cómo la estaban pasando y enseguida se entabló una animada conversación. Pude enterarme así que es su segunda visita este año a ese campismo y que el año pasado estuvieron en cuatro ocasiones allí, incluso para pasar el fin de año y les fue tan bien que quieren repetir este 2012. Son una familia de las que solemos llamar “repitentes” y ya han ido tantas veces que allí en el campismo los conoce hasta el gato, son casi parte de la familia de trabajadores a los que alaban por el buen trato y la unidad que los caracteriza.

Coinciden Ricardo y Ania en que las condiciones de las cabañas son muy buenas “no es un hotel cinco estrellas, obviamente, a fin de cuentas se trata de un campismo donde se espera que todo sea un poco más rústico, pero la alimentación es buena y las actividades recreativas no faltan. Ya no participamos de las excursiones que oferta la entidad pues ya los conocemos, y de todos modos lo que más nos sigue atando a este lugar es la playa.”

Dentro de la cabaña su hija Anneris aún permanece tendida en la litera, soñolienta. ¿Cómo dormir a estas horas si casi es mediodía?, inquiero. “Cada noche nos quedamos hasta tarde riendo con Melao, un personaje que siempre ronda por acá, aunque hoy no lo hemos visto…” dice Ania mientras sonríe recordando la última trasnochada de jodedera a la cubana.

Tímido, sale al portal Richard Alejandro, el hijo de 13 años de la pareja. Enseguida Ricardo bromea: “sí, este negrito es nuestro hijo…se ha tostado tanto al sol que ya no parece el mismo”. Le sigo la rima entre risas “qué barbaridad, venir de vacaciones a un Campismo y que te cambien a tu niño por otro con tanta impunidad.”

Tenía que seguir el recorrido hasta Girón, y no podía tardar mucho más…en un solo día es difícil hacer tantas entrevistas y tenía que aprovechar la jornada pues luego me esperaba un largo viaje de regreso a Matanzas. Así que me despedí, con ganas inmensas de quedarme…pero ya tengo planes de volver en agosto cuando esté disfrutando de mis propias vacaciones. Ya visualizo a Alejandrito retozando en la arena, bañándose en la playa con sus flotadores…

Tengo muchas ganas de hacer algo lindo con mi hijo este verano, ha terminado el último año del círculo infantil, en septiembre asistirá por primera vez a la escuela y quiero que estas vacaciones sean especiales. Nunca lo he llevado a un campismo y quiero regalarle la experiencia de unos días en la Ciénaga de Zapata, lugar que desde hace un año visito y me ha enamorado sin remedio, me muero de ganas de mostrarle todos los lugares que he conocido para que nunca lo olvide.

Falta poco, un par de semanas, cuento los días que me quedan aún de trabajo…dentro de casi nada vuelvo al Campismo, esta vez para quedarme unos días a disfrutar de este Verano x más.

En cuanto el fotógrafo descargue las fotos de la cámara, se las subo al blog para que las disfruten…

Anuncios

8 pensamientos en “¡Qué ganas de irme a la playa!”

  1. ¡¡¡ MUY BONITA LA FOTO !!!…recién vengo conociendo este Blog y te debo felicitar Rouslyn…porque a pesar de que ostentas el título de “100% revolucionaria”…sin embargo eres más popular en USA que en Cuba…ironías del destino, verdad?…es que nadie es profeta en su tierra!!!

    Me gusta

  2. Mira Rous..este es tu blog y tu lo diriges como quieres…pero me permito hacerte un sugerencia…Este blog es muy importante para nosostros los exiliados cubanos porque es el unico blog desde Cub a que no censura ,,,o sea,,es ekl bkog mas democratico cubano!! inmcluyendo a muchos del exilio…por eso ahi
    va mi sugerencia:
    1-Toca temas de los cambios que Raul esta haciendo..nos inrteresa mucho mas que lo cocodrilos en la cienaga de Zapata…

    2-Sabemos que Cuba necesita muchos cambios en todas las esferas..como van??..que podemos hacer los exiliados para ayudar a esos cambios??…Como podemos ayudar por ej ahora en el brote de colera?….Que papel mas activo el exilio pudiese jugar para bien del cubano de a pie??..etc…etc…

    ..Espero que no sea el silencio tu respuesta a estas validas e importantes inquiuetudes..pues no es la primera ves que te las hago y el silencio ha sido tu respuesta.

    Saludos.

    Me gusta

  3. Rouslyn:

    Sin dudas se pasa muy bien en el campismo.

    Por eso nuestra gloriosa revolucion continua expandiendo las areas de campismo para el disfrute de los ciudadanos de tercera y cuarta clase.

    Una caida de tarde frente a la playa, de la mano de Pepe, mientras tu hijo juega en la arena, …. inolvidable.

    Y todo gracias a la revolucion…

    Me gusta

  4. Rouslyn:

    Al asignar areas de campismo para los ciudadanos de tercera pa’ bajo y Varadero para los turistas internacionales, los revolucionarios de segunda, los nuevos empresarios y la gente que recibe remesas, la revolucion elimina la desigualdad social.

    Esta division de la poblacion basada en su poder adquisitivo crea un ambiente de igualdad y camaderia unico que le permite al pobre disfrutar sus vacaciones entre los pobres. Y a los ricos y privilegiados disfrutarla entre gente de su nivel.

    El campismo es un buen ejemplo de como la revolucion resuelve las desigualdades sociales que existen en el capitalismo……..

    Me gusta

    1. Sabes qué pasa?? que estoy aburridísima de Varadero, imagínate, vivo a 32 Km de ahí y estoy visitando Varadero desde que tengo uso de razón, ya no me fascina tanto, a fin de cuentas, es más de lo mismo en cambio la Ciénaga me queda a más de 90 Km y es mucho más novedosa para mi. Los hoteles, obvio, son para los que tienen divisas, entre los cuales no me incluyo, pero la playa es gratis, y nadie me ha prohibido nunca disfrutar de ese privilegio en Varadero. De hecho…cómo vienen guaguas de otras provincias a pasar el día en Varadero!!!!!
      En cuanto a la división de clases sociales a las que te refieres, pues si, existen los que tienen más y los que tienen menos, es parte de la vida y el igualitarismo ideal es precisamente eso: ideal al menos en el sentido económico más banal. Lo que sigue siendo importante, es que aunque haya gente que tiene la posibilidad de comprarse un par de Adidas y otros no, las diferencias no son tan sustanciales como para distanciarlos, deshumanizarlos o hacerlos creerse superiores al resto.
      Por cada milonario que se cree dueño del mundo en un pais capitalista, hay un millón de personas sin hogar, muriendo de hambre o enfermedades curables en ese mismo mundo capitalista. Por cada “maceta” que pueda existir en mi Isla, no hay ningún hombre, mujer o niño que sufra hambre, enfermedad sin asistencia o que duerma en las calles. Eso si lo logró la Revolución: que las diferencias económicas, por grandes o pequeñas que sean, jamás signifiquen la diferencia entre la vida o la muerte.Si eres pobre en un país capitalista, probablemente estés mucho peor que si eres un cubano sin familia en el exterior que te mande divisas. Mírame a mi: no me falta nada y aunque no puedo hospedarme en un hotel 5 estrellas…SOY FELIZ

      Me gusta

      1. Rouslyn…En eso tienes razon..Los castros han repartido entre los cubanos de a pie la pobreza…la nomenklatura que nada produce vive en el capitalismo..por eso la lucha por los cargos en Cuba y muchos ‘tronados” que violan la ley de la gravedad de Newton y..CAEN PARA ARRIBA!!…una cosa es ser feliz en la miseria que causa el propio gobierno -que no vive en ella- y otra cosa es ser conformista…aunque le llaman ser “carnero”…Espero tu respuesta a mis sugerencias…o sera de nuevo el silencio??

        Me gusta

  5. No digas eso Capri, van directo al capitalismo brutal de los chinos…y hablando como los locos…¿la embajada cubana en Damasco sigue desentendida de los más de 200 cubanos que viven en Siria, la mayoría mujeres con sus hijos?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s