Historia de una bomba en la Ciénaga de Zapata



No fue forjada en el Monte del Destino, como el anillo que obligó a Frodo a vivir grandes aventuras, no fue forjada con el amor que moldea la arcilla a la que le cantara Silvio Rodríguez. Su nacimiento fue frío, en una fábrica del odio, en una maquinaria de muerte.

Le pusieron un número de serie, la rellenaron con material inflamable y explosivo, la trasladaron luego con cuidado y fue colocada en una caja junto a sus hermanas, a la espera de que llegara su turno para cumplir el objetivo para el que fue creada.

Sus padres fueron hombres de ciencia y de taller, que la diseñaron para alcanzar la mayor efectividad posible, la mayor onda expansiva, la llamarada más alta, el más elevado número de víctimas…y la conformaron luego siguiendo los esquemas, los moldes, las pautas que la harían implacable en su destrucción.

Mientras yacía relajada en la caja, se preguntaba cuál sería su destino, sabía que moriría, pero no esperaba hacerlo sola sino que trataría de llevarse a todos los humanos que pudiera con ella. ¿Qué le aguardaría al caer? ¿Sería un tanque enemigo, una instalación militar? Estaba resignada a su suerte de morir, para eso fue creada, para un instante fugaz de luz y calor que arrasaría con todo a su alrededor.

Permaneció quién sabe cuánto tiempo esperando su turno, finalmente, una madrugada volvió a salir de la penumbra de su caja y recibió de lleno la luz del amanecer, sintió vértigo al descubrir que se encontraba bien alto sobre el suelo y no reconoció el paisaje abajo. Mucho mar azul, y allá en el horizonte verdeaba una isla.

Escuchó al piloto conversar con otros miembros de la tripulación del B-26 en que viajaban y alcanzó a captar algunas palabras sueltas: Bahía de Cochinos, abril, Cuba, Fidel. Percibió el odio en la voz al pronunciar esta última y se preguntó si sería él su destino.

Los nervios alcanzaron su centro cuando finalmente la colocaron en el compartimento desde donde serían arrojadas ella y sus hermanas. Al sobrevolar la tierra se sintió caer y el aire silbó fuerte, acompañando su viaje. Se concentró en localizar la zona donde impactaría y se horrorizó.

Esperaba algo diferente, había soñado durante mucho tiempo con propósitos más “nobles” y en secreto aspiraba a destruir un barco de guerra o desmantelar un nido de ametralladoras. Sin embargo, solo veía tejados de guano, personas asustadas corriendo de un lado a otra mientras sus hermanas caían haciendo estremecer todo. No vio uniformes militares, no pudo encontrar ni un solo fusil en aquellas manos guajiras acostumbradas a trabajar el carbón y manipular el pescado.

Se lamentó de su suerte en esos pocos segundos de horror mientras continuaba cayendo implacablemente sobre aquella niña de ojos desorbitadamente abiertos y asustados… y dejó de sentir en medio de un estruendo quemante y final.

Sus restos, aquellos trozos pequeños de metal caliente y retorcido se esparcieron por un terreno medio pantanoso…algunos permanecieron enterrados allí, ocultos. Así pudo conocer un poco más al pasar los años, y supo que se encontraba en un lugar llamado Ciénaga de Zapata, que había llegado un 17 de abril y que formó parte de una invasión mercenaria que encontró su derrota en Playa Girón dos días más tarde gracias al empuje de aquel mencionado Fidel y el pueblo de Cuba que salió en defensa de su Revolución.

Un día un hombre descubrió uno de aquellos retorcidos trozos de metal que la conformaron…fue limpiado meticulosamente mientras el hombre repetía varias veces la palabra museo. Más tarde se sintió depositado en una urna de madera y cristal en un lugar espacioso donde pudo apreciar un armamento inusual llamado “cuatro bocas”, además de un mortero y una pared llena de fotos viejas de personas que, según supo luego, habían sido víctimas suyas o de sus hermanas.

Muchos rostros se asoman cada día sobre el cristal con curiosidad, se siente observado y no pocas veces despreciado. Maldice su suerte y se consuela en ocasiones de servir como ejemplo a los niños con pañoletas que aprenden la Historiade su Patria.

Anuncios

9 pensamientos en “Historia de una bomba en la Ciénaga de Zapata”

  1. Lindísimo para un libro de Lectura de primaria.

    Excepto por lo de los “tejados de guano”….

    Conste, soy gusano pacifista y estoy en contra de las armas en general.

    Me gusta

  2. Cuando estuve en Playa Giron, el dueño de la casa donde fui, Gerardo, me contó muchas historias sobre ese acontecimiento. El era un niño pero su hermano mayor luchó junto al pueblo cubano. Me enseño tambien un video donde había una entrevista a su hermano y aun me acuerdo esas palabras: “Habia que defender la revolucion socialista de los humildes”…. Viva Cuba….Gracias Rouslyn 😉

    Me gusta

  3. Rosy. ? Es verdad que la famosa foto del Comandante saltando … del tanque.fue previamente preparada?

    La famosa foto, que Tirso Martínez aduce haber tomado de repente “plasmando para la historia el acto heroico del Comandante”, fue una foto preparada.

    Fidel salta del tanque, pero no en el ardor de una batalla. La mejor prueba lo es la cámara fotográfica con que fue tomada la foto, no una 35mm con la que los periodistas tomaban las fotos en todo el mundo, sino con cámara de estudio, una cámara Rolleiflex de formato de 120mm. Además, estaban esperando el salto tres corresponsales. Junto a Tirso que reportaba para Revolución, estaba Sergio Canales de Verde Olivo y Mario Collado de La Tarde.

    Me gusta

    1. Orlando el Inagotable:

      Esa foto es un simbolismo. No es logico que nuestro Comandante en Jefe fuera a enfrentar el enemigo directamente.

      Para enfrentar al enemigo esta nuestro pueblo. Sufrido, sumiso y obediente.

      Un militar inteligente, que quiere disfrutar sus conquistas, pone el cerebro y deja que otros pongan la sangre.
      Este principio ya lo conocia Fidel cuando se “perdio” en el Asalto al Moncada.

      Me gusta

  4. tranquila rously yo admiro tu trabajo eres muy profesional solo q hay personas q desconocen su propia historia gracias por los trabajos continua asi vale.

    Me gusta

    1. Pero me pregunto..Has dejado cuba en busca de un futuro “mejor” y te pasas todo el dia en internet dejando comentarios a la web de Rouslyn…?!?! Eso es lo que estabas buscando cuando decidiste convertirte en “un exiliado” que busca dinero?

      Me gusta

  5. Excelente escrito, Rous, contando la historia en clave de literatura de la buena. Cada día escribís mejor, siempre sensible y siempre desde la óptica revolucionaria de tu pueblo admirable. Abrazo, compañera.

    Me gusta

    1. Rouslyn..te he hecho sugerencias y tus censores no quieren que te desvies del tema que ellos “te orientan”..sigues de repetidora de historietas o comics???

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s