Un cumpleaños peculiar



Nacer un 29 de febrero ha marcado mi vida, no trascendentalmente,  pero si me ha hecho sentir un poco diferente de todas aquellas personas que celebran su cumple de modo normal, una vez cada 365 días.

Desde pequeña tuve que entender y aceptar que solo una vez, cada 4 años, tendría la oportunidad de vivir DE VERDAD mi cumpleaños, el resto de los años no bisiestos siempre los he sentido como días que tomo prestados para poder agregar un año más a mi almanaque personal y no porque desee, sino PORQUE ME TOCA!!

Y he tenido que escuchar siempre las mismas preguntas…¿cuándo no hay 29, cuándo celebras? ¿entonces cuántos años tienes de verdad? ¿cuándo hay que felicitarte, el 28 de febrero o el 1ro de marzo?

Nací a las a2.50 de la madrugada, así que por solo 50 minutos me embarqué…me siento más apegada al 28 que al 1ro de marzo y me gustaba cuando niña que me felicitaran ese día. Una vez mi papá quiso bromear y se le ocurrió “volarse” el día 28 para felicitarme el 1ro…aquello fue terrible. Sentimental como soy, no entendí el chiste y pasé varias horas muy deprimida pensando que mi papá había olvidado mi cumple…después me escribió una carta preciosa, llena de disculpas, escrita con plumones de varios colores con su letra bonita y parejita de ingeniero…

La realidad es que hace apenas unos años aprendí el truco para vengarme de esta escurridiza fecha y puedo entonces no solo dar una respuesta más que satisfactoria a los curiosos, sino incluso despertar alguna ligerilla envidia. Como nunca se ponían de acuerdo celebro ambos: 28 y 1ro, y cuando es año bisiesto…¡pues celebro los tres días! Le llamo “mi jornada de cumpleaños”. Y claro que el 29 es el más especial de los tres…

Anoche empezamos las celebraciones con una cena familiar en un restaurante cercano a la casa, y luego nos deleitamos con el consabido juego de dominó acompañados de amistades muy queridas, 5 litros de cerveza dispensada (que ellos trajeron para amenizar el juego) y música con un mp4 conectado en unas bocinitas de PC…hasta las 2 de la madrugada en que decidimos acostarnos a dormir para poder despegar los ojos esta mañana.

Hoy…bueno, este es D-Day…ya les contaré si tengo tiempo.

Un abrazo a todos.

Anuncios

4 pensamientos en “Un cumpleaños peculiar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s