Derrumbe de edificios ¿Mal exclusivo de Cuba?


Hace ya varias semanas la noticia tuvo gran impacto en las redes sociales: el derrumbe de un edificio en Centro Habana en las calles de Infanta y Salud ocasionó la muerte a 4 personas. El inmueble en cuestión, se había declarado inhabitable por las autoridades cubanas y a pesar de eso, algunas personas hicieron caso omiso a las advertencias, lo cual resultó costoso, como ya bien se sabe.

Amén de lo doloroso de cualquier pérdida de vida humana, no resultaba esto una noticia en si misma salvo por el hecho de que ocurrió en la Isla. Resultaba así una nueva excusa para atacar y culpar al gobierno, a la Revolución y a todo lo que oliera a socialismo. La manipulación mediática volvió a mostrar el rostro.

Sin embargo, culpar al Estado cubano sería como asegurar que algo así jamás sucede en ningún otro lugar del mundo. El derrumbe de un edificio no tiene nada que ver con un sistema político porque si fuera así, entonces no existe un sistema o estado realmente útil o bueno en este mundo en que vivimos.

Los derrumbes están a la orden del día en el planeta debido a las lluvias, falta de mantenimiento u otras causas. Apenas unos días más tarde del hecho en mi país, sucedía algo igual en Brasil cuando se desplomaron 3 edificios contiguos en Río de Janeiro con un saldo de 17 muertos.  También unos días antes habían fallecido 14 personas tras un derrumbe similar en Beirut, El Líbano, donde se calcula que unas 20 mil edificaciones podrían correr el mismo riesgo. El 19 de diciembre de 2011 en Cali, Colombia, un viejo hotel se vino abajo con saldo de varios heridos aunque sin lamentar muertes. En Palma de Mallorca, España, algunos años atrás se desplomó también un edificio con  saldo de 7 muertos.

En Estados Unidos, en el año 2007 un puente (de 40 años de antiguedad) sobre el río Mississippi colapsó con alto balance e muertos y desaparecidos.  El 11 de septiembre, se derrumbaron las Torres Gemelas (World Trade Center) debido a ataques terroristas cuando ambas edificaciones fueron impactadas con sendos aviones.  Sin embargo, un edificio cercano se derrumbó sin causa aparente, sin lógica ni explicación…al menos una explicación que no esté vinculada con la existente teoría de la conspiración.

 

No voy a seguir la lista, aquí todos saben usar Google…

Cuba vive bajo un microscopio, ya lo he dicho en otras ocasiones y esto es solo una prueba más de ello.

Anuncios

17 pensamientos en “Derrumbe de edificios ¿Mal exclusivo de Cuba?”

  1. Rouslyn..Sucede es que olvidas algo..que somos cubanos!!..Los derrumbes en otros lugares del planeta lo lamento pero no me afectan como los de Cuba..maxime cuando esos derrumbes anunciados por anos..no hacen nada por evitarlos..si pasa un pequeno ciclon por la habana habra miles de muertos…por que?..Porque el regimen lleva mas de 54 anoas sin reparar ni vender materiales ni permiten que los cubanos arreglen sus casa y los mecanismos estatales no funcionan..asi de simple!!..un edificio ,,cualquiera en el mundo se puede caer..lo que sucede es que los de Cuba son por un sistema obsoleto que no crea los mecanismos para su reparacion ..ademas se apuntalan y no hay albergues o los que hay, pululan la delicuencia..seguro que a los jeracas no se les cae las casa??..hay brigadas de mantenimientos para ellos exclusivo..la vista de la Habana parece que hubo por alli una guerra..tal es el estado de destruccion de la ciudad que algunos llaman “San lazaro con muletas’ por lo apuntalada que esta..quiera dios no pase por alli un “vientecito platanero”..pues se cae completa…al igual no se como no hay mas muertos en Cuba por el estado pesimo de las aguas de albanales mezclada con la de consumo humano..esto no lo digo yo,,,lo dicen muchos ciudadanos en Juventud Rebelde,,tambien dicen que llevan anos deniunciandolo y NO HACEN NADA….sera por el “bloqueo yankee”..echenle a ese saco..que le cabe todas las insuficiencias de un obsleto y criminal regimen…

    Me gusta

  2. Rous…Cuba no vive en un microscopio..el mundo entero viven en ese microscopio por eso las dictaduras no pueden seguir abusando y esos abusos quedar impunes..la revuelta arabes son catalizadas por facebook y las redes sociales..por eso el regimen cubano no quiere, internet ni redes sociales alla y antenas parabolicas..un pueblo desinformado es un pueblo manipulado..pero..se les hace el camino cuesta arriba..ademas el mundo entero esta esperando que se derrumbe media habana..solo hay que ver las imagenes..se ven peores que las ruinas romanas de hace siglos…

    Me gusta

  3. Rous..rogamos que no pase un ciclon por la Habana y que no haya miles de muertos..porque ese seria el fin de esa cosa llamada”” robolucion…pues al exilio ni al gob ierno Americano nos pararan de asistir a nuestro hermanos en Cuba…como hicieron con unos ciclones que no aceptaron la ayuda del exilio..nos aparecemos en miles de embarcaciones en Cuba y no habra quien nos pare…claro..tampoco pediremos permiso para entrar en nuestra casa….el pueblo de Cuba tiene que tener presente que : EL EXILIO JAMAS LOS ABANDONARA!!…SOMOS UN SOLO PUEBLO…SEPARADOS POR UNAS BESTIAS!!

    Me gusta

  4. Este post es pura hipocresía, puro doble rasero y fariseísmo del bueno. Lo primero que deberías criticar es como, mientras La Habana se caía( y se cae) a pedazos, tu gobierno regalaba materiales de construcción a quien quiso, sin consultar con el pueblo; y sin darle cuentas a nadie. Y esto no es cosa de ayer: llevan décadas malgastando, despilfarrando y regalando el patrimonio de los cubanos. Cada derrumbe que ha habido en La Habana es culpa única y exclusivamente del gobierno. Y sobre la conciencia de cada uno de esos irresponsables caiga cada víctima que ha habido por culpa de la desidia y la demagogia. Hace mucho, pero mucho rato, el Instituto de la vivienda, reconoce que en la habana hay cientos, si no miles de edificios en estática milagrosa; La Habana da verguenza por la suciedad y el abandono que muestra. Han convertido en una ruina color churre a una de las ciudades más bellas de mundo; eso, sin contar del estado paupérrimo de las redes de alcantarillado, los déficit en el suministro de agua, y los montones de basura por donde quiera. Y ¿Qué se ha hecho? Nada: arreglar un poco el casco histórico, por el turismo, y los demás que se jodan. Mucho cemento de la fábrica de Artemisa que se mandó para Venezuela y otros países, porque, respetan tan poco al cubano, que prefieren que se les caiga la casa encima, antes de cesar en la demagogia y la búsqueda de compinches para seguir en el poder. De eso, y no de otra cosa se trata, porque, el que no quiere a los suyos, mal puede querer al ajeno, como no sea para ver qué le saca. El que un país con 11 millones de habitantes, tenga un déficit de medio millón de viviendas, es cosa que habla por sí sola del desastre que ha sido el gobiernoi cubano en ese sentido. eso, por no hablar de la mala calidad de lo que se ha fabricado. No existe un sólo edificio emblemático de La Habana, que haya sido construido después del 60; ni que tenga mejor calidad constructiva que los que se hicieron antes. desde el punto de vista urbanístico y de construcción, el gobierno cubano ha sido un verdadero desastre.

    Sinceramente, da verguenza este post.

    Me gusta

  5. “Sin embargo, culpar al Estado cubano sería como asegurar que algo así jamás sucede en ningún otro lugar del mundo.”

    Esta frase quedará para la historia como una de las diez frases más cínicas y mentirosas aparecidas en este blog. ¿Sabías que en los otros países del mundo, los dueños de los edificios que se derrumben sin previo aviso, tienen que responder, ante la justicia, de los daños? ¿Que, si son responsables, tienen que indemnizar a las víctimas? ¿Y que pueden ir a prisión , si hay víctimas y si se les puede probar negligencia o abandono? ¿Y que los arquitectos y contratistas lo pueden perder todo, hasta su licencia y su libertad, si se prueba que el derrumbe fue por deficiencias en la construcción?

    Aquí no somos analfabetos niña, y cualquiera aquí ha viajado y co noce mil veces más mundo que tú. No quieras tupir a la gente de ese modo. Deja la baba esa para las reuniones del partido, donde nadie te va a contradecir para no buscarse problemas.

    Solidarízate más con las víctimas, y no defiendas tanto a los victimarios, que das mucha verguenza ajena.

    Me gusta

  6. Ya había visto este vídeo y lo comenté en otro blog. Como siempre, la responsabilidad de la carencia de materiales es del bloqueo y vuelvo a decir lo mismo, voy a tener que creer que Cuba tiene una parte bloqueada y la otra no. ¡Porque mira que la nueva clase construye y repara!
    Derrumbes hay en todas partes como también en todas partes se delimitan responsabilidades y sí, en su momento han sido noticia.
    Me da mucha pena por las víctimas y es vergonzoso sugerir que murieron por irresponsables.

    Me gusta

    1. No Blanca,,,es que hay dos Cuba,1- La bloqueada que afecta a la mayoria de la poblcaion de a pie..donde no hay leyes..no hay comida o la hay racionalizada..donde te pagan en pesos cubanos devaluados y te venden en pesos convertibles sobre-evaluados..donde no pueden salir ni entrar al pais..donde te encarcelan y matan por una discusion domestica [ mientras a los otros por balazos a su mujer no le hacen nada]..donde las casa te caen arriba y te matan y no hay albergues para abandonarlas ni te las reparan…donde te obligan a vivir por debajo del indce de la indigencia..donde no tienes internet..ni antena parabolica,,ni transporte personla…donde esta en una prision…2-La otra Cuba de los dirigentes o elegidos donde puedes salir del pais y vacacionar en Cancun…donde las casa no se caen..no comes por libreta y puedes comprar en las tiendas que tu no..donde tienen varios transportes personales..donde la justicia no llegan..donde te robas 10 nillones de dollars y no pasa na…ESA ES LA CUBA DONDE NO LLEGA EL “BLOQUEO”…ESA ES LA VENTANA PARA ALGUNOS VISITANTES Y TURISTAS…

      Me gusta

  7. “Cuba vive bajo un microscopio, ya lo he dicho en otras ocasiones y esto es solo una prueba más de ello.”

    ¿Pero en serio te lo crees?

    Yo abro los periódicos y muy de vez en cuando se publica algo sobre Cuba. Sin embargo, vienen un par de páginas con noticias de Colombia, y un suplemento llamado El Venezolano. ¿Cuba? Bien, gracias. Pero no es noticia.

    Me gusta

  8. Creo que ya es tiempo para opinar sobre este post de Rouslyn y debo hacerlo afirmando que tiene plena correspondencia con la realidad, por ello valido su contenido. No obstante, soy claro que no es cosa de aceptar o de negar, simplemente, sino de fundamentar la posición que se adopta, y en mi caso quiero hacerlo diciéndoles a todos ustedes, comentaristas, que ahora se me viene a la memoria un recuerdo de cuando era estudiante de Relaciones Internacionales. Estábamos en una clase de análisis del papel de los medios de prensa en la política internacional y el profesor nos decía: si un perro muerde a un niño no es noticia; si un niño muerde a un perro si es noticia.

    No nos dejemos engañar ni nos prestemos para engaño propio, aprendamos a ser críticos y analíticos, empezando por nuestras convicciones. Derrumbes de edificios ha habido por todo lado y Rouslyn nos cita algunos casos e incluso ha habido tragedias mayores, como desprendimientos de montañas que sepultan pueblos enteros. Hace dos años aquí, en San José de Costa Rica, pese a que las normas de construcción y de urbanismo son muy estrictas, un deslizamiento de tierra del cerro Pico Blanco sepultó un caserío y dejó varias decenas de víctimas mortales, incluyendo a un joven que el día anterior estuvo limpiando las vidrieras de mi oficina. En este caso, como todos los que se han reportado en el mundo son divulgados como noticia impactante, como tragedia, sin abordar el tema de la cuestión política de los países donde sucedieron. No olvidemos el caso del puente Tacoma Narrows, en la ruta 16 del estado de Washington, cuando en 1940 y a pocos meses de su inauguración gloriosa como maravilla estructural de su tiempo, colapsó a causa del viento. Nadie acusó al gobierno federal, ni siquiera al estatal, ni se lanzaron críticas en contra del sistema político estadounidense, como tampoco nadie ha acusado al gobierno de Brasil por el colapso de edificios en sus ciudades, ni al de Colombia por el incendio del edificio de Avianca en Bogotá, ni por los dramáticos deslizamientos de montaña, a causa de erupciones volcánicas, y que sepultaron una ciudad completa; ni a Honduras por el deslizamiento fatal de tierra en El Berrinche, Choluteca, y así sucesivamente.

    ¿Por qué, entonces, en el caso del derrumbe del edificio en La Habana la noticia sí fue revestida de un directo contenido político? Es la cuestión del niño que muerde al perro, porque si la noticia hubiera sido divulgada de manera correcta, o sea, al revés, sin duda hubiera sido una noticia sin trascendencia política. Nadie pone en duda los problemas de déficit habitacional en La Habana, tampoco el gobierno los ha ocultado como para que ahora las cadenas de prensa internacional, y muchos sabemos cuál es su trasfondo ideológico, reacomoden la información para sacarle ventaja política en perjuicio de la imagen de un proceso como el cubano.

    Pero voy más allá, y cuestiono a esos medios de prensa porque no hicieron referencia a lo más importante, a los problemas que tiene el Estado cubano para el rediseño y el fortalecimiento estructural de sus viejas y muy bellas edificaciones, para la construcción de nuevos y modernos edificios, y no lo hicieron porque se hubieran obligado a referirse al tema del bloqueo o asedio estadounidense a su economía, a las sanciones que se les impone a las empresas si comercian con Cuba. Si hubiera objetividad en la difusión de la información necesariamente el derrumbe del edificio en La Habana debió relacionarse con el bloqueo, pero no se hizo, ¿por qué?, pues porque el impacto político negativo hubiera sido hacia los Estados Unidos. Costa Rica es un país altamente exportador de materias primas y de materiales e implementos para la construcción, y nuestros ingenieros e ingenieras han desarrollado muchísima capacidad en su campo, de prestigio internacional, lograda a través de la construcción de complejas obras de infraestructura que otros, calificados, de fama mundial, afirmaban que su construcción era imposible; incluso, una empresa nuestra, tica, llamada MECO, es la que está trabajando en la ambiciosa ampliación del Canal de Panamá. Nuestras empresas, nuestra gente y nuestro gobierno podrían apoyar a Cuba, mediante alianzas estratégicas, para atender las necesidades de infraestructura del país, al igual que lo está haciendo Colombia con nosotros en materia de rediseño vial en la Capital; no obstante, nos enfrentamos al problema del bloqueo estadounidense y a las sanciones que les impondrían por semejante desafío al imperio todopoderoso del norte. Este bloqueo, que muchos de ustedes se niegan a aceptar como realidad, para ventaja de los cubanos últimamente ha trascendido de un problema político y económico exclusivo de Cuba, a un problema verdaderamente grave y perjudicial para la economía de muchísimas naciones, que se ven impedidas de comerciar con la isla cubana pudiendo hacerlo exitosamente para ambas partes. De hecho, quienes más exigen y presionan para el cese de tan criminal asedio son los empresarios y tarde o temprano el imperio estadounidense tendrá que pagar sus consecuencias. Habrá que fijarse bien la meta de mejor no negociar con los Estados Unidos; nosotros lo hemos venido logrando, ya que apenas el 25% de nuestras exportaciones se dirigen hacia allá, cuando hace poco tiempo representaba el 60%.

    No nos dejemos engañar, hermanos y hermanas, con esta cuestión mediática en contra de los intereses de vuestra propia patria, ni nos prestemos para secundar manipulaciones que solo buscar desacreditar, artificialmente, un proceso revolucionario, proceso que debe ser alimentado con la crítica, quizá dura, pero constructiva, así como con la solidaridad de los países, de las naciones y de los pueblos de buena voluntad, con independencia de sus preferencias ideológicas y religiosas. Cada vez que observemos una noticia referente a Cuba, en nuestro análisis, fijémonos muy bien, porque muy a menudo los que están detrás de ella la maquillan y le cambian el orden de sus elementos, para que parezca que es el niño el que ha mordido al perro.

    Me gusta

    1. Roberto:

      Con todo el respeto que ud se merece. ud de Cuba no sabe donde está parado; y si sigue guiándose por lo que dice el gobierno, nunca sabrá dónde pararse.

      Un país bloqueado al punto en que ud cree que Cuba lo está, no regala los materiales de construcción por millones de toneladas., como ha hecho el gobierno cubano, sin contar con el pueblo; y mientras las viviendas de sus ciudadanos se caen a pedazos. Y, si de La habana se trata, amigo mío, La Habana es ya casi una ruina.

      Eso no tiene justificación alguna, por más que ud quiera dorar la píldora, y el bloqueo no tiene nada que ver desde el momento en que hubo para regalar; pero no, para que el pueblo resolviera sus problemas. Se las han dado de los buenos de la película quitándole los recursos al pueblo cubano y dilapidando la plata del pueblo. Ningún gobierno puede andar de regalón a costa de las miserias de su pueblo. Pero así ha sido siempre el gobierno que ud defiende: “oscuridad de la casa y candil de la calle”, sobre todo si se trata de la politiquería y de buscarse cómplices o tontos útiles.

      Que su antinorteamericanismo no lo ciegue, porque la mayoría de los que piensan como ud, con tal de que todo sea contra EEUU, lo ven todo bueno.
      Quítese la venda de los ojos con el gobierno cubano.

      Me gusta

  9. Roberto:

    Se lo digo porque, por decadas, Fidel Castro ( No, “Cuba”) ha regalado a distintos paises materiales de construccion de todo tipo; e incluso ha construido escuelas y hospitales equipados completamente en otros lares, sin jamas consultar al pueblo de Cuba sobre ello; y asumiendo todos los costos. Es decir, que literalmente ha regalado desde millones de toneladas de cemento y otros materiales, hasta clinicas y escuelas completamente equipadas, todo ello pagado con plata del pueblo de Cuba, al que jamas- y se lo repito- jamas, se ha consultado sobre ello; ni se le ha rendido cuenta de cuanto se ha gastado en la regaladera. Eso lo sabe Cuba entera, ademas porque nunca se ha ocultado.

    Lo peor de todo es que se ha hecho a costa de no resolver los problemas dentro de Cuba: se les ha quitado a los cubanos lo que les hacia falta con urgencia, para darselo a otros; y despues cacarear que se es “internacionalista”. Cada donacion del gobierno cubano ha significado mas carestia para los cubanos.

    Por eso le digo que el maximo culpable de esos derrumbes y esas muertes es el gobierno cubano, porque mientras hubiera un edificio en estatica milagrosa en La Habana, era un crimen regalar el cemento y los materiales que hubiesen servido para evitar su derrumbe y/o la muerte de sus habitantes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s