Voluntad para caminos infinitos



Aquella profesora retirada se dedicaba cada tarde a repasar a los niños del barrio. Cuando se ofrecieron licencias para ejercer gran número de oficios de forma no estatal, ella fue de las primeras en acudir a solicitar la suya, para trabajar y, además, aportar lo correspondiente a la sociedad. En las vacaciones docentes, los alumnos no necesitaron de sus servicios y sin embargo, su licencia le imponía el acostumbrado pago también por esos meses en los que no percibió salario alguno.

Acudió a los lugares pertinentes sin encontrar soluciones, en una de las tantas oficinas visitadas, alguien aburridísimo le sugirió que se buscara un certificado médico para ese periodo. Cada vez más confundida, comentaba la situación con sus allegados y entonces una colega le estampó sin miramientos una frase lacerante “por eso yo prefiero trabajar de forma ilegal, me evito tus problemas de ahora”.

Enojada, y admitiendo concederle un resquicio de razón o lógica en su argumento, no quiso rebatirle demasiado. Más tarde, cuando se cuestionó ¿es acaso la ilegalidad el camino?, de inmediato desestimó la pregunta.

Otros se quejan de tener licencias, pero encuentran competencia por parte de quienes no las poseen. Reclamaba hace poco un taxista de una céntrica piquera citadina “no me parece justo que quienes cumplimos lo establecido, dejemos de percibir ingresos luego dirigidos a bolsillos de otros que no lo hicieron”. Y tiene razón.

Ejemplos para ilustrar, sobran. Todos conocemos varios. El tema del cuentapropismo no resulta ocioso en los momentos actuales del país. Traerlo a colación en una de sus aristas más espinosas, más que necesario se vuelve imperativo ante las circunstancias derivadas de las actitudes egoístas de personas que creen encontrarse por encima de la ley.

En octubre del año anterior, El Ministerio de Justicia publicó en el número 11 dela Gaceta Oficialdela Repúblicade Cuba, el Decreto-Ley 274 (modificativo del 174/97) referido a las contravenciones personales de las regulaciones del trabajo por cuenta propia.

En ellas, se expresa que quienes ejerzan una actividad no autorizada podrían percibir una multa de entre 500 y mil 500 pesos. Aquel que realice una de las legalmente autorizadas pero no presente la documentación acreditativa como trabajador por cuenta propia, pagaría de 400 a mil  200 pesos.

La temida multa, como las penitencias infantiles, es una acción legal que intenta corregir, advertir y encauzar por buen camino a los ciudadanos desobedientes, pero resultaría preferible no necesitarla.

Comprender la política seguida por nuestro país al permitir el trabajo no estatal, la necesidad de la contribución a la seguridad social y el pago del impuesto, redundarían en mayor disciplina, orden y eventualmente garantizarían la recuperación gradual de la economía nacional, hoy en crisis a la par de la mundial. Y es preciso estar concientes de que semejante logro no se alcanza sin esfuerzos, sin cambios en la mentalidad humana.

Aún distamos, desafortunadamente, de convertirnos en un pueblo de hombres nuevos, como añoraba el Che, pero la voluntad deviene el inicio de ese camino infinito. Recorrerlo, dista solo de una decisión.

Anuncios

2 pensamientos en “Voluntad para caminos infinitos”

  1. Bueno, Rouslyn, el asunto no esta resuelto ni siquiera en los EE UU. Infinidad de personas en la Florida trabajan por su cuenta sin licencias, y ni siquiera declaran sus ingresos al fisco. En el caso cubano, la medida era, desde el punto de vista economico, axiomatica. Los sistemas comunistas, habiendo perdido la brujula de la rentabilidad , suelen crear mecanismos burocraticos costosisimos para tratar de capturar lo incapturable. Muchas veces hacen cosas como la tramoa en la que cae un mandril africano que sale en Discovery Chanel atrapado porque al querer agarrar cacahuates mete la mano en un pequenno agujero del cual no la puede sacar por tener apretado el punno.

    Me gusta

  2. ?Me premites, Rouselyn, colgar este comentario aca, aunque sea ajeno a la tematica actual?

    Dices, Edu:

    ..eso de que los … revolucionarios nos hemos buscado muchos enemigos es una tontería tan grande….. Los enemigos que según tú nos hemos buscado son aquellos que bombardean, matan, asesinan en 60 o más oscuros rincones del mundo.
    ——

    La lista de enemigos “gratuitos” que el sistema cubano se ha buscado innecesariamente es enorme.

    Yo no estoy hablando de alzados en las montannas, expedicionarios de Giron, miembros de Alfa-66 . Ni siquiera me refiero a actuales disidentes.

    A ver Edu, Enemigos gratuitos. Gente de pueblo comun y corriente. Asi por arribita hay cientos de miles, yo he conocido a varios de ellos en persona:

    Jovenes capturados en la zona de Capri – Coppelia durante las persecusiones de los llamados hippies. Visite el Campamento de la Coloma, Pinar del Rio, donde estaban recluidos dos de mis mejores amigos en 1968.

    Presos durante cinco annos por cometer delitos como trafico de divisas, y otras transacciones que no se consideran delictivas en ninguna parte del mundo, ni siquiera en Cuba, hoy en dia.

    Cientos de expulsados de la universidad de la Habana por homosexualismo u otras debilidades ideologicas.

    Otros, presos por intentos de salida ilegal.

    Enviados a la UMAP y perjudicados por recibir malos tratos en el Servicio Militar Obligatorio. Ademas de haberseles impedido viajar a los EE UU junto a sus familiares durante larguisimos annos.

    Reprimidos, nacionalizados o llevados a la pobreza por cuentapropismo, actividad que hoy se considera como “perfeccionamiento del socialismo”

    Gente que pierde sus empleos al presentar papeles de salida, que son obligados a trabajar en la agricultura, que sufren vejaciones, inventarios y sus bienes personales (hasta cubiertos de cocina) se confiscan….se cuentan por miles. Gente que reciben actos de repudio durante la epoca del Mariel. Etc, etc.

    Eso por arribita.

    Ahora. Salta a justificar todos esos atropellos debido a las amenazas imperialistas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s